Segunda jornada mundial de los pobres en Requena

Nuestra Parroquia viene preparando desde hace tiempo esta Jornada a la que el Papa Francisco nos invita. Nos unimos con mucha entrega, conscientes de su importancia para toda la Iglesia y, en particular, para nuestra Iglesia local.

En las reuniones de los jueves (donde nos reunimos un grupo bastante numeroso, aunque no tanto como desearíamos, para reflexionar sobre la vida de la Parroquia), tratamos este tema y nos comprometimos a varias acciones:

  • Celebrar la Eucaristía el domingo día 18 de noviembre.
  • Preparar unas canastas de víveres y repartirlas unos días antes de Navidad. Entregar al menos a 150 hogares pobres estos alimentos y la felicitación navideña.
  • Desde cada una de las Capillas, ir al encuentro de los pobres en sus casas, para tener información personal.
  • Invitar a las instituciones de Requena y a todas las personas a entregar sus aportaciones con el fin de comprar alimentos.

En la reunión de los jueves hemos analizado todo lo que se va realizando. Destaca la experiencia que van teniendo todos en la visita a los barrios y los encuentros con los ancianos y con muchas familias que viven en situación de extrema pobreza. Se acordó, también, hacer una publicación sencilla con los casos que se están encontrando y que impactan profundamente.

Y el domingo día 18, invitamos a muchos ancianos, con sus familias, a la celebración de la Eucaristía. A pesar del tiempo tan revuelto que tenemos estos días, la participación de ellos fue muy numerosa y alegre. Fueron ellos los que hicieron las ofrendas.

Puede ver otras fotos de esta jornada

Los comentarios y la homilía del día han resaltado la importancia que para todos tiene esta celebración, y lo importante que ella nos haga reflexionar sobre nuestra vida y en nuestras costumbres, incluso las religiosas, para que nos lleven a acercarnos a sus casas, a compartir lo que somos y tenemos, a llevar una vida menos consumista, más sobria y solidaria.

Al finaliza la Eucaristía se entregó a todos los presentes con una bolsita (zumo de durazno –melocotón-, un bizcocho y un calendario de Tierra Santa).

Esperamos la generosidad de todos para poder hacer un buen presente navideño a nuestros hermanos.

Hno Juan Oliver, ofm
Obispo del Vicariato Apostólico de Requena