Fiesta en honor de San Francisco en Contamana

San Francisco de Asís es el titular de nuestra parroquia, el patrón de Contamana, de la Escuela de Educación Especial (CEBE), del colegio Genaro Herrera y del barrio que lleva su nombre. Esta ha sido la programación que hemos ido desarrollando:

Quinario en honor de San Francisco (24 al 28 septiembre)

En la Eucaristía de cada día hemos ido presentado el proceso de transformación de Francisco de Asís y junto a ese proceso la visión y función de la Iglesia. Francisco recibió el llamado del Señor de reparar la Iglesia con su forma de vida evangélica; forma de vida que el Señor Papa le confirmó. Aprendemos de Francisco a amar y trabajar en la Iglesia, pues de ella recibimos grandes dones que hacen crecer nuestra fe, esperanza y caridad.

Más fotos aquí.

Marcha franciscana de jóvenes (29 setiembre)

 La finalidad de esta marcha era crecer en sentido de pertenencia, identificación y amor a la Iglesia, tal como nos enseña San Francisco de Asís. Para ello, los jóvenes han recorrido junto con sus catequistas cinco estaciones: La juventud de Francisco (la necesidad de convertirnos), encuentro de Francisco con el Cristo de San Damián (Jesucristo centro de la vida y el llamado a reparar la Iglesia), encuentro de Francisco con el Evangelio en Santa María de la Porciúncula (La principalidad de la Palabra de Dios , del Evangelio), el encuentro de San Francisco y Santa Clara (complementariedad y Eucaristía) y el encuentro de San Francisco con el Papa (obediencia a la Iglesia). La peregrinación terminó con una celebración recogiendo estos cinco pasos. La hermandad de San Francisco les obsequió al finalizar una bolsa con comida. Participaron unos cincuenta jóvenes. La lluvia llegó para refrescar y marchamos bastantes mojados.

Encuentro de adultos mayores y enfermos (29 septiembre, 3,30 p.m.)

 La lluvia cesó y el sol secó los caminos. Poco a poco, fueron llegando adultos mayores y enfermos, acompañados por familiares, amigos o agentes de la pastoral de la salud, serían unos ochenta lo que pudieron acudir. La celebración transcurrió con estos pasos:

  • Aspersión del agua para recordar nuestro bautismo e integración en la Iglesia
  • Presentación de San Francisco, recordando el llamado a reparar su Iglesia
  • Escucha y lectura del Evangelio que nos recuerda el buen hacer de Jesús de acercarse para sanar, curar, aliviar a enfermos y cansados del camino (Mc 1, 29-34)
  • Homilía: la Iglesia hace lo que hace Jesús
  • Invocación del Espíritu e imposición de las manos
  • Unción a cada adulto mayor o enfermo
  • Canto de meditación: El Señor es mi Pastor
  • Bendición solemne

Terminada la liturgia de la unción vivimos  dos momentos, también significativos en esta tarde:

Adultos mayores y enfermos ofrecieron rosas rojas acompañadas de palabras de agradecimiento a San Francisco, señalando su amor a Jesús y a la Iglesia, potador de paz y bien, de armonía y respeto a la Creación; algunos en esa rosa roja ofrecieron sus penas para ser transformadas, rostros de personas para ser bendecidas… Concluimos cantado “rosas de sangre han florecido”

 San Francisco llama a María, Virgen hecha Iglesia. Una mujer ofreció a la Virgen un ramo de flores con estas palabras “porque eres madre de Dios y madre nuestra, porque siempre nos acompañas, te ofrezco con todos los que esta tardes estamos aquí estas flores, tú mereces todo nuestro amor”, cantamos a Nuestra Señora de los Ángeles. La Hermandad de San Francisco les obsequió con una bandejita con bizcocho, dulces y bebida. Contentos marcharon a sus hogares, ungidos con la medicina y fortaleza de Dios.

Fiesta de los “ñañitos” de San Francisco (30 septiembre)

 El domingo, día treinta de setiembre, hemos celebrado esta fiesta de los ñañitos en la canchita de Contamanilandia. Fueron llegando los niños y niñas, con catequistas y algunos familiares, de los barrios de Zapico Ramos, Nuevo Progreso, San Francisco, Maracaná, niños de la Escuela Especial y del barrio Centro. El recinto es grande y espacioso, las gradas repletas de niños, también en el suelo de la canchita sintética se sentaron otros niños. Apareció la animadora de la fiesta, la señora Martinita Diana, con su gran capacidad de atraer la atención de todos, después de dar la bienvenida a todos los niños de los distintos barrios, comenzó la representación de Francisco que encontrándose con el Cristo de San Damián le pidió que reparase la Iglesia. Francisco comenzó con sus hermanos a reparar la Iglesita, pronto se dio cuenta de que  el Señor lo que le pedía era reparar la Iglesia, el cuerpo místico de Jesucristo.

Continuó la representación con el encuentro de Francisco con el Papa para manifestar su obediencia y amor a la Iglesia. Los niños seguían con atención la representación. La animadora llamo a distintos niños que aportaron sus cajas simbolizando piedras con sus nombres: fe, esperanza, comunidad, compartir, humildad… una bonita danza se armó portando las cajas que entregaron a Francisco y sus hermanos para reparar la Iglesita. Los niños fueron entregando las cajas a las danzarinas y ellas mostrando el nombre de cada caja lo fueron entregando hasta formar la Iglesia hecha de humidad, caridad, paz, misericordia, amor…

La animadora llamó a los catequistas y seis niños de su grupo, formaron un gusanito con globos, debían de acercarse a donde estaba Francisco y sus hermanos, y tomar una caja con su nombre, se hizo un trabajo muy hermoso de unirnos todos en torno a las diferentes cualidades que ha de tener la nueva Iglesia de Jesús.

Finalmente todos bailaron al ritmo de la música y conducidos por Martinita. Una mañana estupenda y con un mensaje que les quedó a todos grabados en el corazón, con Francisco renovemos la Iglesia, somos piedras vivas.

La hermandad de San Francisco obsequió a los niños con una bolsa de dulces y un “pulpín”, un zumo de frutas.

Gracias a todos los que han hecho posible este encuentro tan entrañable. Gracias Martinita por poner tu creatividad al servicio de la fiesta de San Francisco, bien contento está de ti, sabemos la devoción que le profesas porque todo lo haces con corazón.

Fr. José Luis Coll, ofm
Misionero en Contamana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *