Fiesta de Santa Rosa en poblados de Contamana

Santa Rosa se celebra en muchos de los poblados de nuestra provincia, se le tiene veneración y devoción, su vida es un ejemplo de vida cristiana. Entre los pueblos que celebran su fiesta, tenemos:

 Santa Rosa de Cashiboya

 Salimos temprano, de noche, para avanzar, ya que estamos a tres horas y media de la Contamana. Hacía mucho fresco. Cuando llegamos a tomar el caño, estaba amaneciendo. Algunas gaviotas, al escuchar el ruido del peque-peque, el motor de estas pequeñas embarcaciones, levantaban el vuelo, extendiendo sus alas blancas. Así hemos de elevar nuestra mente y corazón al Dios que nos da la vida y pone a nuestra disposición la exuberante naturaleza de la selva, la maravilla de las maravillas. Pasado el caño entramos en el lago San José, hermoso, en esta temporada se puede apreciar la extensión de plantas acuáticas que parece un tapiz cubierto de verde con sus flores lila. Llegamos al puerto, hay que caminar una media hora, el camino está bastante bien, donde hay más dificultad, los moradores han colocado troncos de árbol para poder transitar por ellos. Llegando, suenan las campanas de Cashiboya, un sonido hermoso, anunciando nuestra llegada, los moradores van saliendo de sus casas para saludar y dar la bienvenida.

Otras fotos de estas fiestas

Hemos celebrado el bautismo, los niños y niñas, eran de Cashiboya y de la comunidad nativa de Libertador. El animador ayudó en la celebración, pero se necesita de gente joven que le apoye y se vaya introduciendo en el servicio de animación de la vida cristiana y católica.

Santa Rosa de Tipischa

 En esta mañana del 30 de agosto, fiesta de Santa Rosa, hemos ido al caserío de Santa Rosa de Tipischa, hay que cruzar el rio y tomar un motocarro para llegar al caserío. En esta ocasión, he ido acompañado de las hermanas de la Doctrina Cristiana Yolanda y Liliana, el catequista Darwin y su madre, allí nos encontramos con un profesor jubilado que estuvo de profesor en este caserío.

El camino a Santa Rosa estaba muy acondicionado. La municipalidad acababa de arreglarlo, de tal manera que los conductores de los motocarros corren a gran velocidad levantando una gran polvareda. Pobres los que van detrás de otro motocarro porque tragan polvo en demasía, pero ellos se divierten en correr.

Al llegar, nos dejaron en la casa comunal, donde se iba a celebrar los bautismos. Los músicos se acercaron y la gente nos recibió danzando e invitando a danzar. Luego nos pusimos a inscribir a los que iban a ser bautizados. Demoramos bastante tiempo, pues eran bastante niños y dos jóvenes. Hay que anotar bien sus nombres, apellidos y datos de nacimiento.

La celebración la hicimos con la participación del grupo que fuimos: La hermana Yolanda fue presentando, dentro de la celebración, los signos y gestos del bautismo; la hermana Liliana leyó la Palabra de Dios y las preces; Darwin presento el bautismo y a gracia que recibimos; su mamá entonó los cantos y yo presidí la celebración; pudimos celebrar con gusto y renovar nuestro bautismo.

Terminamos bendiciendo la pequeña imagen de Santa Rosa que la parroquia donó, pues unos días antes se les rompió la imagen de la Santa. Todos cantaron la canción a Santa Rosa que se aprende en la escuela.

Nos invitaron a comer un buen caldo de gallina de chacra, la gente contenta por este día de fiesta que continuará todo el día hasta la madrugada. De Contamana iban llegando muchos a la fiesta que nos los fuimos encontrando en el camino de regreso.

Fr. José Luis Coll, ofm
Misionero en Contamana