Fiestas de aniversario en Requena

El día central es el 23 de agosto. Cada año se celebra con gran esplendor el aniversario de la creación oficial del pueblo de Requena. Fue un 23 de agosto de 1907. Han pasado, pues, 111 años desde aquella fecha memorable. Como se indica en el acta de fundación: los asistentes, los políticos, el pequeño grupo de personas que formaron este pequeño germen, continuación de otro pueblo (con pocos años de existencia, desaparecido tan vez por intereses económicos –el caucho- del momento y el surgimiento de haciendas o fundos desde los que extraía el preciado caucho o jebe.

Desde su llegada a estos fundos, el P. Agustín López se esforzó por conseguir la oficialidad, el reconocimiento de este asentamiento humano. A él y a otros habitantes, como también al interés de personas importantes, se debe su existencia.

Hoy Requena es un pueblo de casi 32.000 habitantes. Han ido surgiendo nuevos asentamientos, muchos a base de invasiones de personas que vienen de pueblos ribereños o de otras partes del país, buscando trabajo, educación, mejores condiciones de vida. Que pocas veces se encuentran aquí. Pero ¿adónde ir?

Desde la Municipalidad se organizan muchas actividades, espectáculos, concursos. Las Instituciones educativas mantienen muchas de estas iniciativas. Todos van coreando el nombre de Requena y sus 111 aniversarios. Poco a poco, me parece, se van olvidando los inicios de esta historia no tan lejana, mientras se van creando otras historias que entretienen mejor y te permiten vivir sin demasiados cuestionamientos. Como pudiera ser: ¿qué pueblo queremos, en qué condiciones, como afrontamos los nuevos retos? Tal vez no sean estos los mejores días para pensar. Pero que lleguen alguna vez.

Más fotos de las tres actividades de este día

Eucaristía

El día 23 celebramos la Eucaristía en la Catedral. Fue preparada por un grupo de catequistas y profesores. Sencilla, participada (pero por poca gente), con buenos símbolos (canoa, remo y machete, frutos de la tierra, cuadros de los Padres Agustín y Nicolás, Cruz del Peladillo…). Finalizando con uno de los cantos más típicos y emotivos: “Oh Requena, Atenas del Ucayali”.

Desfile

Al terminar la Eucaristía, dio comienzo en la Plaza san Francisco de Asís la ceremonia del izamientos de banderas, himnos y desfile de las Instituciones. Un acto largo, muy emotivo para los del lugar: ver desfilar a los hijos, amigos, profesores; con mucha seriedad, bien preparados la mayoría y sabedores de que era un concurso (los resultados se dieron a conocer poco después durante la sesión solemne). Tres horas. Hacía calor, y en algunos momentos una brisa suave ayudaba a refrescar el ambiente y a los espectadores.

Pasaron muchas instituciones civiles y educativas. De las últimas en pasar fue la de la UNAP, quienes aprovecharon (especialmente los alumnos) para expresar sus quejas a las autoridades por la falta de compromiso y por incumplimiento de acuerdos.

Parecía que iban a seguir los partidos políticos (estamos en un período electoral y muchos candidatos y autoridades se habían dado cita en la ciudad), pero pasaba el tiempo y solo logró pasar un grupo encabezado por su líder (profesor Pablo Meléndez). Después, espera y nada más. Nos trasladamos al salón de la Municipalidad para la sesión solemne. Una hora de sesión: palabras de bienvenida, saludos y lectura del acta de fundación, cantos y canciones típicas, anuncio de los ganadores del concurso de desfile… y poco más. ¡Feliz Aniversario, Requena!

Pero faltaba el colofón de la fiesta: una tarde de actividades y una noche (hasta las cinco de la madrugada) de grupos musicales.

Kermes gastronómica

Hace años que los grupos de catequesis de nuestra Parroquia, organizan una kermes gastronómica. La organización corre a cargo del grupo de los coordinadores. Con tiempo, los grupos comunican la comida regional que prepararán. Una gran variedad de platos. También se preparan las boletas para vender con anticipación las comidas. Se diría que todo está bien planificado.

¿Con qué objetivo? Unirnos, encontrarnos en la celebración del aniversario, esforzarnos por lograr ayudas para las actividades comunes (convivencias, retiros y otros gastos). Pero, por encima de cualquier otro objetivo: manifestar que formamos parte de la misma Parroquia, la de San Antonio de Padua, de Requena, y que somos miembros del mismo pueblo, que estos días hace fiesta por el aniversario.

La kermes tiene lugar el día 23 de agosto. Todo tiene que estar listo a primeras horas, pues hemos de participar en la Eucaristía. La preparación comienza el día anterior y desde la 4 de la madrugada todos se ponen a trabajar: terminar de cocinar, limpiar el local, colocar las mesas…

Todos los grupos han preparado algún plato: juane, picadillo de arroz, dulce de chocolate, zarapatera, caldo de gallina, chupe de marisco, etc., además del refresco y hasta algún dulce especial.

Mientras se va desarrollando el desfile se van sirviendo los platos (aunque a los alumnos del Pedagógico se les preparó un plato especial para no desfallecer, y fueron los primeros en degustar la comida en el local que preparamos para la kermes),. Hay gente que viene a recoger su plato, otros comen en el mismo lugar… Mucho orden y buen ambiente. Se notaba. Todos muy contentos.

La tarea termina hacia las dos de la tarde. Limpieza de los lugares, devolución de las mesas y sillas… Y la cuenta de las ganancias. Parece ser que ha sido una buena recaudación. Será de gran ayuda para seguir evangelizando y formando a los niños y jóvenes.

Hno Juan Oliver, ofm
Obispo Vicariato de Requena