II Encuentro de Centros de convenio

Ha tenido lugar el sábado día 14 de abril.

La experiencia de trabajar juntos en favor de la educación de los niños y jóvenes que se inscriben en los Centros de Convenio [parecido a los Centros concertados de España] nos ha llevado a convocar, nuevamente, un Encuentro de todos ellos. Ha sido el segundo. El del año pasado fue un buen comienzo, aunque ya no pudo hacerse uno nuevo. Pero para este año sí hay programados dos.

El primero, este. Ha sido preparado con mucho esmero por parte un grupo interinstitucional grande, que ha distribuido sus tareas por Instituciones Educativas. Prácticamente han colaborado todos los centros en mayor o menor medida. Elaborar carteles, preparar materiales, limpiar el local, embolsar refrescos, compra de lo necesario para un día “de campo”, cocinar.

Vea otras muchas fotos

La víspera fue un día frío, lluvioso. A muchos nos afectó. Se presumía una jornada similar el sábado; pero, gracias a Dios; se mantuvo sin lluvia. No fue un día caluroso; nos ayudó a estar más tranquilos.

Un año más, nos reunimos en el recreo turístico Los Delfines, situado a la salida de Requena, en la carretera Jenaro Herrera. Su aislamiento de la ciudad y los espacios amplios y libres favorecen este tipo de encuentro, en los que se presume que asistan muchos.

Durante casi una semana fuimos anotando el nombre de los participantes y sus aportaciones para en encuentro. Pasaremos de 150, llegaremos a 200. Nos decíamos, pensábamos. Y así fue: inscritos 180, aunque en la participación fuimos unos poco menos. Siempre surgen inconvenientes que nos impiden estar todos.

Comenzamos el encuentro puntualmente: a las 8 de la mañana. Algunos seguían llegando, poco a poco, venciendo las dificultades del camino embarrado y de la llovizna que nos envolvía.

Comenzamos con la oración, preparada por el hermano Pablo Herranz, invitando a la alabanza y al agradecimiento por ser seguidores de Jesús Maestro. Instando a que nuestras palabras no sean vacías, sino que partan de la vida y lleven vida a los más necesitados de nuestros niños.

Seguidamente, las palabras de bienvenida, a cargo del hermano Juan, y el descanso para el desayuno: pan con huevo y quaker. Calientito y bueno.

Sin mucho tiempo de descanso, comenzamos la tarea del día. La primera tarea fue la presentación de los participantes, que se iban poniendo de pie, por Centros educativos. Los Directores de cada uno de los Centros presentó brevemente la situación de su Institución.

Después de esto, reflexionamos sobre el ser y quehacer del educador cristiano, partiendo primeramente de la explicación de lo que son los Centros de Convenio y cómo son en nuestra Provincia. Vivimos en tiempos de gran novedad que nos exigen respuestas nuevas y arriesgadas, no podemos vivir anclados en el pasado, “a vino nuevo odres nuevos”, la figura del educador cristiano ha de asemejarse a Jesús, el Buen pastor, que conoce, ama, se entrega a su rebaño y lo conduce a lugares de vida.

Al terminar, las profesoras de Santa Catalina prepararon una dinámica alegre y participativa. Todos los participantes se pusieron el círculo para aprender las palabras, los gestos y movimientos, entre risas y muestras de satisfacción.

Después fue presentado el documento central de este encuentro: el Ideario para los Centros de Convenio del Vicariato Apostólico de Requena. Fue uno de los acuerdos de la pasada Asamblea Vicarial. En este encuentro hacemos su presentación para los centros de la Provincia de Requena, con el objetivo de darlo a conocer y presentar sugerencias.

El hermano Juan hizo la presentación del texto: ¿Qué es un ideario?, ¿Por qué el ideario?, ¿Qué tipo de educación queremos?, ¿Con qué valores? Y Todos jugamos un papel importante. El profesor Delio había preparado unas filminas para que los participantes pudieran seguir mejor la exposición.

A continuación, nos distribuimos en quince grupo para analizar el texto y estudiar mejoras, sugerencias… Este trabajo duró más de una hora. Antes del almuerzo, todos los grupos presentaron el fruto de su diálogo y los comentarios que creyeron convenientes. Fueron exposiciones clarificadoras y positivas, con algunas sugerencias que tendremos en cuenta en la redacción final del Ideario. Nos queda la tarea de resumir las aportaciones para presentarlas en la próxima Asamblea Vicarial.

Al terminar esta parte, compartimos un rico almuerzo: los apreciados juanes, sabrosos y bien condimentados. Mientras terminamos la comida, preparamos una rifa de 10 camisas, que fueron sorteadas entre los participantes. Para regocijo de todos.

Debido al mal tiempo, no pudimos hacer los deportes que habían preparado los profesores del Pedagógico. Así que pasamos a los últimos actos: la evaluación del encuentro y la preparación de la Eucaristía.

En la evaluación, se destacaron muchos puntos positivos y también algunos fallos de previsión (como la bebida). En general, los participaron destacaron el buen ambiente entre todos los participantes, lo adecuado del tema, los diálogos y los trabajos grupales.

Muchos dirigieron algunas preguntas al hermano Juan, quien, como responsable de los Convenios, fue respondiendo a las cuestiones planteadas, como saber qué nos identifica y cómo nos hemos de identificar como profesores católicos, la conveniencia de compartir un mismo plan pastoral en todos los centros, las condiciones que debe tener un profesor de estos centros, etc.

Después, para terminar, celebramos la Eucaristía, con las lecturas propias del sábado. Se prepararon algunos símbolos como ofrendas. Fue una celebración gozosa, de acción de gracias por todo lo vivido…

Muchos profesores ayudaron activamente a limpiar el local, recoger las sillas, trasladar todo lo del Asilo…

Fr. Juan Oliver, ofm
Obispo del Vicariato de Requena