Desde Requena en Febrero

Casi al comienzo del año y del curso escolar. Son situaciones que se viven con intensidad; muchos, con pasión. En un lugar donde el trabajo es escaso, el tiempo de los contratos para las Instituciones educativas lleva siempre expectación, muchas actitudes y palabras no del todo educadas. Podría ser de otra forma.

Son muchos los profesores en una Provincia tan dispar (pocas ciudades grandes; muchos poblados) y distante (falta de comunicación y de medios). Quien más y quien menos busca la forma de conseguir un sueldo que le garantice un año más de vida, con todo lo que para ellos podrá ser importante (seguir los estudios, mejorar la casa y ayudar a otros; o cuestiones más personales).

Ya quisiéramos más normalidad, más respeto. Todos aducen la falta de trabajo y los derechos de quienes han pasado unos años en un centro superior, llamado Pedagógico. Los de este, piensan que están capacitaos para cualquier cosa que se presente. Mientras el mundo va creando nuevas condiciones y formula exigencias que van por otros caminos.

¡Ánimo, y a preparare bien! Cumplimiento de los compromisos y dedicación a los alumnos, sin excusas ni pretextos. Es lo que podemos pedir y lo que la sociedad les exige.

Otras fotos de este taller

Mientras todo esto sucede, dedicandole más tiempo del que sería aconsejable, un grupo de profesores (todavía sin el contrato asegurado) comienzan a trabajar y a preparar programas, temarios y sesiones. La educación es siempre más exigente en lo que parece una obra de ingeniería y de ingenio. ¡Ojalá no se olvide que lo importante es la persona, más que los papeles y las máquinas!

El grupo de profesores de Educación Religiosa comienza a reunirse. Hace ya más de 10 días. Van avanzando.

Pedimos una ayuda a la Ondec (Oficina Nacional de Educación Católica), de Lima. Por segunda vez viene hasta nosotros la profesora Maritza Flores Pinedo. Su sencillez y hondura humana, su paciencia y buena pedagogía fueron lo que más admiraron los profesores, y lo hicieron público en la despedida.

El Curso Taller tenía como título y objetivo: la Planificación Curricular según la nueva ley de Educación y las normas que rigen en todos los niveles educativos.

Invitados, muchos. Pocos, sin embargo, los que pudieron aprovecharse de su sabiduría. Fueron 32 participantes, constantes y cumpliendo las pocas normas de este curso que tenía como estímulo, además, una Certificación avalada por la Ugel Requena.

El horario fue intenso (8-12; 15-18), durante los días 12, 13, 14 y 15 de febrero. Nos queda el agradecimiento a la Ondec y, en particular, a Maritza por apoyarnos en esta labor de capacitar a nuestros profesores.

Gracias a los que participaron. Nos anima a continuar la labor en Educación.

Fr. Juan Oliver

Un pensamiento en “Desde Requena en Febrero

  1. Para quienes seguimos de lejos en la distanca todas las noticias de vicariato agrada recibirlas. Saludos. Lorenzo

Los comentarios están cerrados.