Finalizando septiembre. Desde Requena

Un mes con muchas actividades, intenso, con algunas inquietudes.

El paro de los profesores

El mes comenzó, en lo escolar, con la continuación de la huelga indefinida por parte de los profesores. En Requena, el paro inició el día 7 (y, para otros, el 8) de agosto.

La razón, tal vez, porque ese día reanudaban las clases después del descanso de mitad de año. Los profesores decidieron secundar el paro nacional, dejando de lado la postura del Sutep oficial y creando un Comité de lucha.

Paro total, excepto (algunos) para actividades deportivas programadas o las del Municipio de Requena por el aniversario cercano. Y así siguió hasta después de estas fiestas, con la incertidumbre de las negociaciones entre el Comité de lucha en Lima y el Ministerio.

Fotos de estas actividades AQUÍ

El final de la huelga, tal vez por conseguir unas mejoras salariales o, quizás, por otras razones (cansancios, descuentos), llegó el día 4 de septiembre, aunque se hizo realidad al día siguiente, pues el comité de lucha había decidido hacer un día de luto por los compañeros fallecidos.

¿A quién benefició este paro? Seguramente a profesores, por lo que las mejoras económicas; pero a quienes no ha beneficiado es a los estudiantes, por el tiempo perdido o por el aprendizaje que no han impartido los profesores. Pues no cabe duda de que muchos, se han acostumbrado a no tener clase y a no valorar las enseñanzas que se les pueden dar. Los resultados no tardaremos en constatarlos.

Todavía al día de hoy, se cuestionan los descuentos y las recuperaciones. ¿Acaso se puede recuperar el tiempo perdido? No se llegarán a cubrir las horas perdidas por muchos papeles que se llenen. También a día de hoy (30 de septiembre), se ven profesores que deberían estar en sus puestos de trabajo y callejean por Requena. Mientras no haya cambios en las actitudes personales…

Incluso después de levantar el paro, algunas Instituciones siguieron sus protestas con una semana más de huelga; y tomaron la Ugel, pidiendo cambios, que siempre se exigen. Los que padecen todo son los niños y los jóvenes; lástima que sean tan resignados, conformista, de bajos vuelos…; y los padres. ¡Podría añadir tantas cosas de esta temporada! Siento lástima, pena, compasión de este pueblo. Recibe mucho y cuida poco, aprovecha casi nada, se preocupa de lo que no alimenta ni sacia.

Por si faltaba algo, los nombrados tuvieron al menos tres días de permiso, para trasladarse a Iquitos con el objetivo de rendir un examen para subir de nivel en la escala magisterial. Se necesitarían otras nivelaciones más, como que haya menos pobres, que los niños reciban buena educación y enseñanza, que los padres despierten de su letargo…

Y platear estas pruebas en tiempo de vacaciones, sin interrumpir el derecho de los niños a recibir educación y enseñanza.

Robo en el Centro Médico P. Nicolás Giner

Pero este mismo día que terminaba oficialmente la huelga (4 de septiembre), se nos presentó otro problema: por la noche, entraron en el Centro Médico, forzando la puerta y, como pudimos comprobar, haciendo mucho mal, robando todo lo que encontraron (y pudieron) de valor. Otros esforzados luchadores, respetuosos de lo ajeno, valientes noctámbulos… No fue obra de cualquiera. Había quien conocía bien el terreno. “Trabajaron duro”, como dicen por acá.

¡Qué desilusión! Un nudo en la garganta y en el corazón, más que oprimido. Otra vez lo mismo. ¿Cuántas veces llevamos?

Inmediatamente me presenté en la Comisaría. No puedo decir que acudieran raudos y veloces. Espere diez minutos, me dijeron. No diez, más. Por favor, hagan todo lo que puedan, les decía; para nosotros es muy importante y necesario lo que han robado. Lentitud, preguntas, sin recoger de pruebas. “¿No tienen seguridad?, ¿cámara?, ¿vigilante? Y ¿para qué?, respondía yo. No, no tenemos nada. Nos sobra confianza, fe, querer a las personas

Pasan los días… y no hay noticias. Tenían pistas. Pidieron nuevos documentos. ¿Para qué? Será para lo mismo. O para nada.

Convivencia de jóvenes de Confirmación

Día 17 de Septiembre. Domingo. Hemos tenido que cambiar el programa pastoral de la Parroquia. La huelga, la reprogramación de las clases, la recuperación de los días perdidos (como si lo perdido, el tiempo, se pudiera recuperar). Y no solo cambiar, sino también anular algunas actividades.

Pues el sábado 16 teníamos programada una convivencia de niños de primera Comunión y de jóvenes de Confirmación. La pasamos al domingo, pero sólo para los de confirmación.

Como es habitual, la preparación del tema, de los carteles, la ambientación del lugar, las compras de alimentos… Todo preparado para el domingo, a las 8 de la mañana. Y así fue. No lo impidió la intensa lluvia que desde la tarde anterior y casi toda la noche cayó en Requena.

Los saludos iniciales y la oración fueron el comienzo de este encuentro de unos 60 jóvenes que se preparan para recibir el sacramento de la Confirmación. Se encontraban también los catequistas responsables de los jóvenes, y otros que colaboraron el todas las tareas. Para el franciscano checo, el hermano Agustín, que llegó ayer a Requena, fue el primer acto público para conocer nuestra realidad.

Los temas de reflexión iniciaron con la presentación de Jesucristo: su personalidad y misión, la llamada que dirige a cada persona a seguirle y continuar su misión; después de presentaron tres temas que, partiendo de san Francisco, profundizaban en los aspectos humanos y cristianos, de la formación de los jóvenes.

Estos temas se reflexionaron por grupos. Interesante las aportaciones que los jóvenes hicieron en el tiempo de reflexión común. Esta parte terminó con la participación del hermano Juan, que recién llegaba de las capillas; invitó a los jóvenes a hacer preguntas, a plantear sus dudas; y, a partir de los textos, hizo una reflexión sobre el momento que los jóvenes viven y del significado de la confirmación.

Inmediatamente, la hermana Celia invitó a los jóvenes a un tiempo de contemplación y adoración. Motivando el silencio, la escucha de la música y de los textos oracionales, los jóvenes vivieron con interés esta oración. “Busca el silencio, ten alerta el corazón, calla y contempla”. Haz consciente lo que eres y lo que vives; da gracias a Dios; encuéntrale y escúchale.

Con el almuerzo (refresco de camu-camu, ensalada, arroz chifa con pollo y sandía), llegamos al tiempo de descanso. Gracias a todos los que prepararon el alimento.

El clima estaba fresco; había cesado la lluvia. Nos ayudó a estar bien.

Después del descanso, hubo un tiempo de preguntas sobre la fe y el compromiso de vida. A continuación, los grupos de jóvenes prepararon la Eucaristía: moniciones, cantos, lecturas, peticiones, símbolos.

La Eucaristía, cima de la vida cristiana, fue el momento importante de esta convivencia. La acción de gracias a Dios por el don de la fe y por la luz que va abriendo en nuestra vida el sentido del seguimiento y del compromiso.

Al finalizar, hubo un tiempo para evaluar la actividad, destacando estos puntos: buena preparación y los temas apropiados para los jóvenes, buen trato, espacio agradable y adecuado, posibilidad de más tiempo para las dinámicas y uso de videos y medios audiovisuales.

Gracias, a todos los catequistas y a las personas que trabajan en el CEBE Manos Unidas. Siempre están dispuestos a ayudar para que todo resulte bien.

Excursión de los niños del CEBE “Manos Unidas”

El día 23 de septiembre que debían reanudarse las clases, se notificó un nuevo paro de un día, pero los niños sí asistieron al Colegio. Una buena iniciativa fue llevarlos al Recreo turístico Los Delfines para pasar allí la mañana.

Como la distancia no es muy larga, los niños fueron llevados en las sillas de ruedas por sus compañeros o por el personal que sí asistió.

Fue una mañana muy alegre, disfrutaron de la naturaleza y de los alimentos que se prepararon.

Estos niños son muy alegres y agradecidos, disfrutan de las pequeñas cosas. Nos ayudan a entender la vida no desde las prisas y la eficacia, sino más bien desde la gratuidad y la alegría.

Gracias al hermano Pablo y a las personas que hicieron posible la excursión.

Mes de la Biblia

Durante el mes de septiembre, hemos celebrado el MES DE LA BIBLIA. De forma sencilla, invitando cada domingo a los miembros de la Parroquia. Cada jueves, después de la Eucaristía, hemos tenido una charla formativa y básica sobre la Biblia. Además, el último jueves, hicimos una exposición de Biblias (según ediciones y lenguas) y de materiales bíblicos para la catequesis y la enseñanza religiosa.

El día 23, sábado, se desarrolló un Festival sobre la Biblia que resultó muy interesante, y en el que participaron casi todos los grupos de catequesis y un grupo del Instituto Superior Tecnológico; tuvo lugar en el auditorio del Colegio Padre Agustín López Pardo; los grupos presentaron poesías, cantos, dramatizaciones de parábolas, etc., todo muy interesante y formativo.

El domingo día 24, en varios centros de Catequesis, los grupos de catecúmenos presentaron trabajos que realizaron ellos mismos para explicar la Biblia, su contenido, su mensaje, etc. De alguno de estos Centros (Emaús y Jerusalén), podemos ver algunas fotografías.

El último jueves del mes, preparamos el Museo Bíblico en el salón del Seminario. Expusimos los materiales impresos, explicando la formación de la Biblia, las traducciones realizadas desde los primero siglos (como la traducción de San Jerónimo), las de la Reforma Protestante; incluso contamos con algunos ejemplares de la Biblia o del Nuevo Testamente traducidos a lenguas nativas del Perú, como el quechua, ashaninka, aguaruna, mayoruna…

Los asistentes pidieron que la exposición se prolongara, con el fin de que los alumnos de nuestros centros pudieron beneficiarse. Y así lo hicimos el viernes con cuatro grupos de varias Instituciones.

Una gran labor, indudablemente. Quisimos seguir lo que la Iglesia nos va indicando y que en palabras del Papa Francisco se pueden resumir en esta frase: “Hace falta formarse continuamente en la escucha de la Palabra. La Iglesia no evangeliza si no se deja continuamente evangelizar. Es indispensable que la Palabra de Dios sea cada vez más el corazón de toda actividad eclesial” (EG 174)

Bingo para la Campaña ‘Compartir 2017’

Como conclusión de las actividades que hemos realizado para esta Campaña, además de la Colecta pública que fue realizada por alumnos del Instituto Superior Tecnológico el sábado día 23, hemos realizado un Bingo. Todo ello para contribuir a los proyectos que las diócesis peruanas presenten dentro de la finalidad de este año: “Solidaridad y Misericordia con los pobres, enfermos y presos”.

Por la mañana, a pesar de la lluvia, delante de la Misión, se expusieron los premios, a la vez que se invitaba a los transeúntes y a los motocarristas a colaborar en esta campaña de solidaridad.

Los premios han sido ofrecidos por directores de centros educativos y por personas particulares. Gracias a todos.

La asistencia ha ido muy numerosa. A medida que avanzaba el tiempo, más participantes. Cuando ya casi había oscurecido, las gradas de la cancha deportiva estaban bien llenas

Gracias a todos los que han colaborado en esta gran obra de solidaridad. Gracias a las personas que han trabajado de muchas formas para que todo saliera bien.

Termino este escrito y quiero dejar constancia de que durante este mes varias Instituciones Educativas han celebrado las fiestas de su Aniversario: El Instituto Superior Tecnológico, el Instituto Superior Pedagógico y el Anexo, y la Institución María Inmaculada (CMI), celebrando el 98 aniversario de la llegada de las primeras Misioneras de María a Requena.

Hno Juan Oliver
Obispo del Vicariano de Requena