Campaña de solidaridad “Compartir 2017” en Contamana

Esta campaña la organiza la comisión social de la Conferencia episcopal peruana para toda la Iglesia en el Perú. Tiene como finalidad despertar la conciencia que todo cristiano debe tener ante la realidad de pobreza que nos urge a dar respuestas concretas y comprometidas. La comisión social prepara y envía un material excelente para la reflexión (texto base) y para trabajar con actividades concretas (texto escolar).

El grupo de voluntarios samaritanos  es el responsable de llevar adelante esta campaña en la parroquia y en las instituciones educativas. Este año por la huelga de docentes no hemos podido realizar el trabajo, preparado por los profesores de Religión, en las distintas instituciones educativas.

Puede ver otras fotos AQUÍ

¿Qué hemos hecho a nivel de la comunidad parroquial?

  • En el grupo de voluntarios samaritanos tuvimos una sesión de formación donde se nos expuso, por medio de un power, el tema de la campaña y los pasos que se siguen para una toma de conciencia que nos lleve a actuar con entrañas de misericordia. Estos pasos son: Mirar la realidad con ojos de misericordia, es decir, la realidad de los pobres, enfermos, presos y emigrantes en nuestro país y zona en la que vivimos; en segundo lugar, iluminar la realidad presentada con la Palabra de Dios y la tradición de la Iglesia; y, en tercer lugar, actuar con entrañas de misericordia, compromisos que podemos hacer para que la realidad cambie y nosotros también.
  • En todos los niveles de catequesis, desde infancia a jóvenes, hemos tenido sesiones de catequesis sobre los rostros que presenta la campaña: pobres, enfermos, presos… presentando las obras de misericordia corporales como la propuesta que Jesús nos hace para vivir y actuar con misericordia.
  • En las Eucaristías del domingo tuvimos presente la Campaña; la colecta se hizo para apoyar los proyectos que la Iglesia Católica tiene en el campo social. En la Eucaristía con los niños recordamos el árbol de la misericordia con sus frutos, los niños participaron activamente. En la Eucaristía de la noche, antes de empezarla, el coordinador del grupo samaritano, expuso mediante un power, los objetivos, motivaciones, situación de los pobres, enfermos, presos, emigrantes… un llamado fuerte a actuar como Jesús nos enseña en Mt 25: el que da de comer y beber; visita al enfermo y preso; viste al desnudo y da techo… el que hace esto con uno de mis humildes, a mí me lo hace. El grupo de jóvenes presentó en la ofrendas una canasta con víveres para repartir a las familias más pobres.

Esta campaña de solidaridad y compartir es una oportunidad para impulsar una comunidad de puertas abiertas a los más necesitados; un llamado a tener como programa de vida la obras de misericordia; un recordatorio que nos confirma que “creer y confesar a Jesús como el Hijo de Dios nos conduce a compartir”, si nos animamos a compartir la pobreza se reducirá, los enfermos encontraran consuelo, los presos motivos para recuperarse como personas de bien y los forasteros hermanos que acogen sin barreras, ni fronteras.

Como bien afirma el papa Francisco, “la misericordia es la viga maestra de la Iglesia”, y, por supuesto, nuestro deseo es que los sea de nuestra comunidad parroquial. Agradecemos los esfuerzos que hace esta “Comisión Social de la Conferencia Episcopal Peruana” por ayudarnos a abrir los ojos ante realidades que urgen a dar respuestas de caridad.

Fr. José Luis Coll, ofm
Misionero en Contamana (Perú)