Regreso al Vicariato

Después de un tiempo largo en Italia y España, el 26 de junio emprendí el viaje de regreso al Vicariato. Han sido casi 50 días con muchas vivencias, encuentros, actividades… Comenzando con la visita ad limina, que fueron días de gracia y de comunión con la Iglesia, conociendo y compartiendo nuestra vida y misión. Después vinieron los días de descanso.

Hace pocos días llegué a Requena. Gracias a los hermanos Lorenzo y Antonio, que se hicieron cargo de la Parroquia, pude vivir con mucha confianza en lo que ellos realizaron.

Al llegar, el contacto con esta realidad y las muchas actividades y tareas que se realizan: la labor de los colegios, la pastoral, el contacto con la gente… Gracias también a los seglares que hacen posible que se vayan desarrollando con tranquilidad y con mucho provecho.

Lo que se estaba realizando estos días era la Colecta por el Papa. Tanto en cada una de las Instituciones educativas, como por las calles, muchos fueron anunciando la finalidad de esta Colecta: la ayuda al Papa, la colaboración (desde nuestra pobreza) en los proyectos que él atienda en favor de los más necesitados. Los resultados han sido muy positivos.

Se encuentran más fotos de la convivencia AQUÏ

Convivencia

Mientras se preparaba la convivencia con los niños de primera Comunión y los jóvenes de Confirmación. Ciertamente, tuvimos que correr. En el poco tiempo de que dispusimos: preparar los locales, los materiales, los alimentos… ¿Cuántos participarán? ¿Qué será lo mejor para su formación? Preguntas que nos hicimos, sabiendo que podríamos vernos desbordados pues son muchos los niños y jóvenes que participan en la catequesis.

En sábado, día 1 de julio, mientras se realizaba la Colecta pública por el Papa, iniciamos la convivencia. Nos dimos cuenta que la participación era más numerosa de lo pensado. De poco más de 160, pasamos a más de 230. Así que nos tocó redoblar los esfuerzo e intentar prepararlo todo.

La convivencia comenzó con la oración en uno de los patios de Asilo de ancianos. Dirigida por el hermano Pablo, nos preparamos para este encuentro tan importante. Sabiendo que es Jesús el que nos reúne y el motivo por el que estamos aquí; Jesús nos invita a ser como Él, a entregarnos y vivir con Él lo hizo. Oraciones, silencios, cantos… Nos fueron preparando para la tarea del día.

Al terminar, los niños de primera Comunión pasaron a recibir el desayuno; después se trasladaron al Colegio de Santa Catalina para su actividad, que se centró en la celebración Eucarística: sentido, importancia, explicación de la celebración, etc. Los catequistas presentes se responsabilizaron del trabajo de los grupos.

Los jóvenes de Confirmación recibieron los consejos para el día, mientras los niños desayunaban. Por medio de algunos videos y dinámicas, expusimos el plan del día. Y, después del desayuno, comenzamos con la lectura y comentario de unos textos evangélicos que nos motivaron.

El tema principal para los jóvenes era conocer su realidad, escuchar sus inquietudes… Lo hicimos con estos textos motivacionales y otros del Papa Francisco en la Evangelii Gaudium: “Seguramente, a estas alturas de tu vida, llevas varios años preparándote para recibir los sacramentos de iniciación cristiana (bautismo, comunión, confirmación). No eres una persona adulta, pero tampoco un niño. Pero te vas haciendo, estás creciendo y formándote, por eso puedes ahondar en tu vida, en ti interioridad, para ver qué (o quién) hay dentro de ti.

Tal vez te puedan ayudar estos interrogantes. Nosotros queremos escucharte, para conocerte y acompañarte mejor. Permítenos acercarnos a ti, déjanos escucharte…

¿Qué formación has ido teniendo en tu proceso cristiano? Y ¿quiénes han influido en él?

¿Sientes que estás creciendo como cristiano, o simplemente te dejas llevar por el qué dirán, lo que a otros interesa, una persona, un acontecimiento…?

¿Sientes que eres tenido en cuenta en la comunidad eclesial o parroquial, o vives al margen de ella?

Has recibido la “primera” comunión (¿fue la última?). ¿Participas en la eucaristía, o en la celebración de la Palabra, con regularidad? ¿Tiene algún significado para ti hacerlo, o no hacerlo?

¿Qué significa para ti la confirmación? ¿Por qué quieres recibir este sacramento?

Nuestro pueblo, dicen, es un pueblo religioso. Tú ¿qué piensas y por qué? ¿Qué significa para ti tener fe?

¿Quién es Dios para ti? ¿Por qué crees en Dios?

¿De qué manera (de)muestras tu fe en Dios?

¿Te sientes “miembro” de la Iglesia, o consumidor al paso o según toque?

¿Qué sentido crees que tiene la vida para los cristianos? ¿En qué tenemos que implicarnos, complicarnos y comprometernos más?”

Los jóvenes tuvieron primero un tiempo de reflexión personal. Después, no había mucho tiempo, comentaron sus respuestas en el grupo de todos los participantes. Les pareció un trabajo interesante y agradecieron la ocasión de manifestarse; algunos deseaban más dinámicas…

Tiempo del almuerzo, unos en Santa Catalina; los otros, en el Asilo. Gracias a los que prepararon con tanto esfuerzo los alimentos y tuvieron a punto todo lo necesario.

Terminando. Celebramos la Eucaristía todos juntos en la Capilla Virgen de la Fe, de Santa Catalina. Dimos gracias a Dios por todo lo vivido y, también, a todos los que trabajaron con esfuerzo y mucha entrega generosa para que todo fuera bien. Faltando todavía una evaluación, a todos nos pareció que el desarrollo de la convivencia fue difícil por la cantidad de participantes.

Y la vida sigue. Muchas actividades sociales vienen a interrumpir la tarea escolar. La fiesta decretada por la municipalidad de Requena conmemorando el 74 aniversario de la creación política de Requena, con los actos cívicos que se desarrollaron en la Plaza de San Francisco (izamiento de banderas, discursos, desfile) y en el salón de la municipalidad (sesión solemne).

En esta misma semana, la fiesta del maestro. Serán varios días para ensalzar la labor educativa de los maestros.

Hno Juan Oliver
Obispo del Vicariato de Requena