Infancia misionera en Orellana

Este fin de semana, los días 27 y 28 de mayo, en Orellana se ha celebrado la jornada de infancia misionera desarrollando diferentes actividades en las que han participado niños y niñas con sus animadores, monitoreados por las hermanas franciscanas de la Natividad: Victorina y Gloria.

El sábado, a las tres y media, se realizó un pasacalle por las principales calles de Orellana, los niños y niñas portaban pancartas con diferentes mensajes, como: “Somos los pequeños misioneros de Jesús”, “Los niños y niñas nos formamos para anunciar a Jesús”, “Un niño misionero sabe dar desde su pobreza”…. Los cinco continentes estaban representados, en cada parada se presentaba un continente y se rezaba por él, a pesar del calor, los niños y niñas caminaban contentos, gritaban con fuerza “todos somos hermanos” y cantaban cantos de la infancia misionera.

Mucha gente salía para ver y animar a los niños, mientras ellos no dejaban de lanzar sus mensajes de hermandad, paz, alegría y anuncio de Jesús, el buen amigo que nunca falla.

Otras fotos de “Infancia misionera en Orellana”

El pasacalle terminó con un festival realizado por los niños y sus animadores: color, música y danza, al finalizar el encuentro, ofrecieron refresco, galletas y chuches que siempre gusta a los niños.

El domingo, día 28, a las nueve de la mañana, celebramos la Eucaristía en la que participaron los niños y niñas, animadores y fieles de la comunidad. En el ofertorio realizaron una danza muy expresiva en la que presentaron el pan y el vino. También se presentaron los sobres con donativos para la infancia misionera.

En la tarde, se organizó la tienda solidaria, montones de juguetes a precios bajos. Los niños acudieron con sus padres para adquirir pequeños regalos con el fin de recaudar fondos para la infancia misionera.

Hay que ver la alegría de estos niños que con sus animadores, cada sábado, se reúnen para conocer el Evangelio y convertirse desde pequeños en misioneros de la Buena Nueva.

Felicitamos a las hermanas Victorina, Gloria e Inés por su extraordinaria misión en Orellana, así como al grupo de animadores que entusiasmados por Jesús se comprometen a ser sus testigos entre los niños y sus gentes.

Fr. José Luis Coll, ofm