A final de abril en Requena

Convivencia con jóvenes de quinto de secundaria

En la programación anual de los profesores de educación religiosa de Requena, se contemplan varios encuentros para jóvenes de Secundaria. El sábado día 29 de abril tuvo lugar el primero de estos encuentros. Se realizó en el salón del Centro de Emaús y participaron jóvenes de las Instituciones Educativas María Inmaculada, Isaura Casiana y Padre Nicolás Giner. Otras Instituciones también habían sido convocadas, pero debido a otras actividades, no asistieron.

De hecho la Institución Juan Pablo II está celebrando los 25 años de su creación y, para celebrarlo, han convocado diversos actos (pasacalles, izamientos de bandera, deportes, culturales, religiosos). El mismo sábado, a las 7 de la mañana celebramos una Eucaristía en la Catedral. La participación de los alumnos y de los profesores fue muy numerosa. Y la celebración estuvo muy bien preparada por las hermanas Luz Edilma y Celia, que son profesoras en esta Institución.

El encuentro de los jóvenes, también con una participación muy numerosa (más de 60), comenzó a las 9 de la mañana y concluyó a las 12’30.

El horario de este encuentro incluyó momentos de oración, de exposición del tema (muy brevemente) y el trabajo grupal y personal, con la puesta en común o socialización de parte de los grupos.

La oración, centrada en el Evangelio, nos ayudó a dirigirnos al Señor para pedir su Luz en esta jornada.

El tema que se desarrolló fue este: Elegir la propia vida, responsabilidad de cada joven, de cada persona; tarea siempre viva y llamada urgente que exige opciones, responsabilidades, reflexión

Para el desarrollo de la reflexión partimos de algunas frases que expresan muchas opiniones sobre la religión, la fe, la Iglesia. Estas frases fueron reflexionadas en pequeños grupos y, posteriormente, las aportaciones fueron comentadas al grupo grande.

Las profesoras prepararon un refresco y un panecillo para todos los presentes. Así hicimos un breve descanso. Se continuó con otro trabajo personal, en forma de una breve encuesta para comentar las opiniones de los mismos jóvenes acerca de nuestra realidad religiosa en Requena.

En todo este trabajo, que concluyó a las 12’30, se tuvo muy en cuenta el documento preparatorio del próximo Sínodo de los jóvenes, convocado por el papa Francisco para el mes de octubre del año 2018. Su tema es: “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”.

Día del catequista

Hace unos años, la Conferencia Episcopal Peruana acordó que la celebración del Día del Catequista se celebrara el tercer domingo de Pascua (que este año ha sido el 30 de abril) y que el patrón de los catequistas peruano fuera san Francisco Solano.

En la programación anual de la catequesis de la Parroquia San Antonio de Padua, de Requena, se incluyó este día para celebrar juntos este ministerio-servicio para la formación de los niños y de los jóvenes, para alentarnos en este servicio, para sentirnos miembros de la misma Iglesia – comunidad de Jesús, los de esta Parroquia y del resto del Vicariato.

Fotos de varios de estas noticias AQUÍ

Los coordinadores de los grupos de catequesis trabajaron bien para que esta celebración reuniera a todos o a casi todos los grupos. En nuestra Parroquia de Requena, existen diez centros de Catequesis, con un número (nunca suficiente, es verdad) de catequistas, y muchos niños y jóvenes.

Celebramos la Eucaristía en la Catedral, el día 30 de abril. Los mensajes y los signos quisieron expresar la misión del catequista como servicio para la educación de la fe, como testimonio de vida y como apertura a ser enviado a los más necesitados de la palabra y de la vida de Dios. Con sencillez, la Eucaristía fue acción de gracias por la llamada que Dios nos hace a colaborar en la misión del Hijo (enviados como Él para sembrar las semillas del Reino en nuestra realidad).

Después de la Eucaristía, pasamos al salón de Emaús donde se había preparado lo necesario para un compartir fraterno: una cena. No faltaron las palabras de ánimo para seguir trabajando en nuestra comunidad parroquial y en buscar los medios para llegar donde más necesidad existe. Unos 80 catequistas, junto a los coordinadores y responsables de los grupos, se reunieron para el compartir.

Gracias por vuestro servicio. Ánimo para seguir adelante abriendo nuevos caminos para la evangelización.

Día de San José Obrero en Bardales

Como casi todos estos días, la lluvia nos acompaña en muchos momentos. Así amaneció el Primero de Mayo. Las autoridades de Bardales (el asentamiento que nació hace cinco años y que ha recibido varios nombres: San Marcos, Marden Arturo Paredes, Bardales) nos invitaron, una vez más, participar en las fiestas del quinto aniversario.

El asentamiento se realizó, a modo de ocupación o invasión, a consecuencia de fuerte crecida de los ríos aquel año. Algunos caseríos sufrieron muy gravemente con la inundación. Hubo pueblos que desaparecieron, total o parcialmente. Y de varios lugares llegaron a este territorio (hacia el norte de Requena, a continuación del barrio de Sinchi Roca), que había sido una hacienda o fundo donde se criaban búfalos.

La población creció rápidamente y se crearon algunas expectativas de crecimiento, de mejor comunicación con la población de Requena, de legalizar los terrenos ocupados. También se levantaron algunas aulas para la enseñanza de los niños.

En este día celebran su aniversario, el quinto. Como suelen hacer en todos los caseríos, se organizan actos para celebrarlo. Casi el momento central es la elección de la reina y la fiesta musical que acompaña. Pero también otros actos cívicos y religiosos. A estos nos invitaron. Y nos hicimos presentes.

Llegamos (un pequeño grupo de adultos y pequeños) al lugar hacia las 8 de la mañana. Recorrimos algunas calles y nos dirigimos a lo que llaman la casona o local comunal. En un apartado, había tres depósitos grandes en los que se recogían las aportaciones de los pobladores; cada familia entrega el masato y otros alimentos para la noche.

Esperamos la llegada de los pobladores. Muy lentamente se iban reuniendo algunos. La hora, la puntualidad… Cuestión de ir educando en valores, dicen. Con mucha seriedad se hizo el acto del izamiento de las banderas (nación y región), con el canto del himno nacional. Las autoridades dirigieron palabras de bienvenida y agradecimiento. Nosotros dirigimos una breve oración, destacando las palabras del evangelio de este día, la Iglesia celebra a san José obrero. Es la fiesta del trabajo. Y pedimos por todos los moradores del lugar. ¡Que haya trabajo suficiente y digno para todos!

Día de San José Obrero en Jenaro Herrera

Después nos dirigimos a la villa de Jenaro Herrera. Hoy es el día del santo patrón. A San José Obrero está dedicada la Parroquia. Han realizado una novena, con mucha participación, acompañando la figura del santo, que cada día se detenía para la novena en las instituciones más importantes del pueblo. Nos comentaron que la participación fue muy numerosa todos los días. La velada, que celebraron la noche pasada, fue especialmente numerosa; repartieron ricos caldos y comida para todos.

El objetivo de esta visita rápida a Jenaro era ver al hermano Antonio y a las hermanas Stela, Pilar e Yrma, antes de mi viaje a España. Gracias a todos por vuestra acogida. Sabemos que todas estas fiestas dan mucho trabajo. Gracias, también, a los catequistas que os ayudan en todo momento.

Y regresamos a Requena. Llegamos hacia las 12’15. Un poco antes de llegar, nos sorprendió una fuerte lluvia.

El primer día de Mayo comenzamos la programación del rosario. Cada día, una o dos instituciones (educativas y civiles) se encargan del rezo del rosario y de la Eucaristía. Además, varios grupos de mujeres visitan las casas en las que se reúnen familias para esta devoción a la Virgen María, nuestra Madre y primera discípula de Jesús. Que ella nos enseñe cada día a decir Sí al Señor y a hacer lo que Él nos diga.

Seguramente, durante dos meses, las crónicas de las noticias de la Parroquia de Requena no llegaran desde mi persona. Pues dentro de unos días iniciaré un viaje hacia España y, una semana después a Roma, para participar con los obispos de la Conferencia Episcopal Peruana en la Visita ad mímina.

Fr. Juan Oliver, ofm
Obispo del Vicariato de Requena