Pastoreadas en Contamana 2015

Las pastoreadas es un acontecimiento religioso en Contamana, su nombre arranca del hecho narrado en el Evangelio, de cómo unos pastores fueron los primeros en ir a adorar al Niño Dios. Este es el origen de las pastoreadas, son los primeros en adorar al Niño y salir por las calles y los barrios para anunciar el Nacimiento de Jesús, el Hijo de Dios.

En Contamana existen siete pastoreadas, desde un mes antes, se reúnen para prepararse, guiados por un animador o animadora; participan niños, jóvenes y adultos. Tiene sus personajes: María, José y el Niño; los Reyes, los ángeles, las pastoras y los indios. Cada pastoreada tiene su liturgia, iniciando con un canto que invita a acercarse y entrar para adorar al Niño, luego le siguen las pastoras con sus cantos y villancicos, y, los indios con sus danzas y cantos al sonar de los tambores.

Puede ver más fotos

El número de participantes en cada pastoreada varía, desde veinte a sesenta. En este año habrán participado unas trescientas o cuatrocientas personas en las pastoreadas.

Desde hace cinco años hemos logrado un ordenamiento de las pastoreadas para que todos puedan admirar esta expresión de fe y de amor a Jesús. Todas las pastoreadas se concentran en la plaza, una vez allí, cantan juntas un villancico popular, luego viene la bendición de las pastoreadas y acto seguido, una por una, tienen un tiempo para hacer su presentación, una vez concluida, pasan a la Iglesia matriz para adorar al niño y después salir por las calles y barrios para anunciar el Nacimiento de Jesús.

Tanto en la plaza como en la Iglesia los ciudadanos se acercan para contemplar esta expresión tan popular y tradicional de la Selva amazónica. En Contamana, lejos de desaparecer, han ido creciendo. Hay que agradecer a estos animadores y animadoras de las pastoreadas por ponerle empeño, creatividad y devoción.

Fr. José Luis Coll