Algunas noticias de Requena

Bautizos en San Vicente y en Yarina

El sábado día 18, a primera hora, nos trasladamos a estos dos pueblos situados en el río Tapiche, a pocos minutos de Requena. Un viaje tranquilo y rápido, gozando de buena temperatura.

Aunque habían sido avisados en San Vicente que llegaríamos muy pronto, tal vez nos adelantamos más de lo que ellos podían prever. Pero un inconveniente nos obligó a regresar Requena. ¡Suerte que está cerca Requena! Pero tampoco al regreso estaban todos reunidos para hacer lo que es primero en todos estos casos: Revisar las papeletas con todos los datos el bautizando. Siempre lleva tiempo y se descubren sorpresas.

Después hicimos un breve ensayo, con una reflexión en torno al significado del bautismo. La celebración con mucha sencillez, pero intentando vivirla en su pleno significado.

Yarina está cerca de San Vicente. Apenas unos diez minutos. Aquí la sorpresa fue no ver a nadie por la calle central ni en la clase de Primaria. Así que, Alexis y yo nos pusimos a recorrer el pueblo y, de repente, nos encontramos con algunos conocidos y con todo el pueblo reunido en otros ambientes de las escuelas. Un espacio mucho más amplio que el de otras veces. Bastante repleto de gente. En cuanto nos vieron entrar, nos cantaron un canto de bienvenida y los saludos por parte de las personas mayores, especialmente.

También aquí, lo primero fue revisar los datos de los bautizandos. Tarea lenta y minuciosa, para no tener sorpresas más tarde. Al terminar esta tarea, la celebración. Si en San Vicente el animador, Leonidas Lomas, fue el que preparó el lugar, los cantos y otros pormenores, aquí fue también el animador, Roberto Shuña, quien se preocupó de todo.

Pueden ver otras fotos aquí

Damos gracias por el recibimiento e todos los hermanos y por, aunque el momentos muy breves, poder compartir la vida y la fe con estos hermanos. Aunque cercanos a Requena, a medida que vas subiendo el Tapiche, vamos encontrando pobrezas muy profundas, carencias y olvidos de parte de tantos, y también la apatía, el conformismo

Pero teníamos que regresar rápidamente. Nos esperaban en el Asilo. En este se estaba celebrando la…

Convivencia de padres de catecúmenos

En la programación de la Catequesis de nuestra Parroquia no falta la convocatoria a los padres, al menos dos veces al año de forma general. Además de los encuentros en cada una de las Capillas.

Ese sábado, día 18, fueron convocados los padres de primera comunión y de confirmación. La convivencia había sido preparada por los coordinadores de la Catequesis. Ellos son los que la animaron desde el principio hasta el final. El tema que había sido elegido fue la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia. Dos de sus capítulos; más en profundidad el cuarto, que daba oportunidad para la reflexión siguiendo las palabras del Papa Francisco y del capítulo 13 de la primera Carta de san Pablo a los Corintios.

Participaron en ella unas sesenta madres y unos pocos padres. Poca participación, tal vez, si se tiene en cuente el número de catecúmenos para estos Sacramentos. Pero no fue obstáculo para que fuera un encuentra con mucho significado, momentos de reflexión personal y grupal, y una puesta en común rica en contenidos.

Antes del almuerzo, estando ya presente en el Asilo, participé brevemente con algunas respuestas a los interrogantes. Después del almuerzo y del descanso, continuamos con el tiempo del diálogo y de las preguntas sobre la catequesis, las tareas de los grupos y cualquier otra inquietud o interrogante que los padres quisieran formular. Fue interesante. Las preguntas fueron variadas, como estas: para qué se realizan actividades (como rifas, sorteos) en las capillas, en qué condiciones se puede (o no se puede) comulga), qué pasa con la megafonía de la Catedral, qué normas se siguen en la catequesis, cómo implicar más a los padres en la educación de la fe… Interesante poder escuchar, escucharnos.

En la evaluación, los participantes mostraron su alegría por participar y se manifestaron muy positivamente por todo lo programado, también por la comida.

El encuentro terminó con la celebración de la Eucaristía. En torno a Jesús, quien queremos seguir, quien nos enseña cómo amarnos de verdad. En Él vemos los rasgos de la caridad, del amor, todo lo que hemos reflexionado. Que él nos dé la luz y su Espíritu para que lo vivamos en lo cotidiano.

Nuevamente, gracias a las catequistas, siempre tan dispuestas y entregadas en la preparación y desarrollo del encuentro; también en la cocina, junto a las cocineras del Cebe, Marly y Manuela.

Bautizos en Belén de Urco

Desde primeras horas, el sábado día 15, fue un día lluvioso. Con intensidad, en las horas de madrugada. Intermitentemente, durante casi todo el día.

Después de la limpieza de la Iglesia, emprendimos el viaje hacia Belén de Urco, en el Tapiche. Un viaje tranquilo, fresco; gozando del bello paisaje que nos muestran el río y las orillas, después de la creciente. Las aguas negras del Tapiche reflejan como un espejo toda la naturaleza, los árboles, los pájaros que surcan el aire.

Casi al llegar a Belén de Urco, entrando por la quebrada, comenzó a llover; llegando al pueblo, la vista de uno “astilleros” artesanales. La construcción de botes, en la misma orilla. Explicaron que el tronco gigantesco que había en el agua es una catahua, que tiene gran resistencia y es poco pesado, y que sirve para hacer balsas y botes, por esas características. La tierra, fangosa, casi cubierta de agua. Bajo del deslizador y me dirijo al pueblo. El primero en verme, y a quien vi, fue un jovencito con síndrome de Down que me reconoce de otras veces, y me señala la dirección de la capilla.

Al entrar, ya había algunas parejas esperando; también el animador y sus ayudantes. La misma tarea de otros viajes: la revisión de datos. Casi todo bien, pero hay que hacer la tarea.

La celebración estuvo bien preparada con los cantos y las respuestas de los presentes; con mucho respeto y sentido religioso. La capilla es muy pequeña y estaba muy llena. Pero todos hicieron un esfuerzo por escuchar bien y participar activamente.

Al terminar, nos hicimos unas fotografías con algunos asistentes. Y de nuevo al deslizador. Seguía el trabajo en el astillero, a pesar de la lluvia que ahora sí caía con más intensidad. Volviendo, ya en el Tapiche, nos encontramos con un gran paiche muerto, flotando y que se notaba estaba siendo pasto de peces pequeños.

Al llegar a Requena, desembarcamos frente al grifo (la gasolinera). Para estar más cerca de donde se estaba desarrollando otra actividad.

Convivencia de alumnos de 6º de Primaria

En la programación del curso, el sábado día 25 estaba programada una convivencia con los estudiantes de 6º de primaria. Habían sido invitados todos los colegios de primaria, pero no todos participaron, tal vez por el tempo lluvioso, la actividad de inicio del aniversario del Colegio Padre Agustín López Pardo, o por algún olvido.

Lo que no faltó fue mucha ilusión en la preparación, a pesar del poco tiempo de que se dispuso. Las frases, los refrescos y las galletas, el tema: “Soy único. Tengo personalidad y carácter”.

A las 9 comenzó la actividad con las palabras de bienvenida, la oración y la dinámica. A continuación se explicó el tema y cómo se iba a proceder en el trabajo: formación de grupos, mezclándose de todas las instituciones, puntos de reflexión y diálogo… Se formaron siete grupos de alumnos, de unos 20 cada uno. En total fueron más de 140 alumnos y un grupo bastante considerable de profesores, algunos supieron integrarse y colaborar muy activamente.

Los grupos trabajaron siguiendo un guión que se había preparado, con preguntas y textos para la reflexión, con una metodología muy adecuada para la participación de los niños. La última parte del encuentro fue una puesta en común de los trabajos grupales.

Los niños manifestaron mucha alegría de haber sido convocados, por la oportunidad de conocer a muchos otros de las demás instituciones, y por la reflexión que se había podido hacer.

Parece que se desean más encuentros.

Terremoto en Loreto

En la noche del sábado al domingo, hacia las 2’40 de la madrugada, en todo Loreto (y en muchas otras partes de los países cercanos), vivimos una experiencia impactante. Sentimos con mucha intensidad que la tierra se movía, se balanceaba, los edificios, ruidos extraños; sensaciones que nos confirmaban que estábamos viviendo unos temblores de mucha intensidad.

Después supimos datos: su epicentro en Lagunas, cerca de Yurimaguas; intensidad 7’5 grados; a una profundidad de 141 km. Más tarde nos enteramos de afectados (fallecidos, heridos), derrumbes, caídas de casas, puentes… El temblor se sintió en otros países, como Ecuador y Colombia.

Después han venido las inspecciones de los edificios, principalmente los escolares, y el decreto de “no hay clase el lunes”.

Aniversarios CEBE Manos Unidas y Padre Agustín López Pardo

Ambos centros educativos, como sucede en todos, preparan las fiestas anuales del aniversario de creación. Desarrollan programas específicos, suponemos que teniendo en cuenta la persona de los alumnos, y no tanto las ideas de los profesores.

Quienes más madrugaron fueron los del PALP, que celebran el aniversario (o la fiesta del santo Patrón, San Antonio de Padua) el 13 de junio. Con un mes de antelación se prepararon para el evento. Ya han realizado las elecciones de Reinas y Princesitas, y el comienzo de las olimpiadas lopezpardinas.

Y todo esto va unidos a los juegos distritales, que reúnen en Requena a los participantes de todos los distritos dela Provincia. (En las otras Provincias, sucede lo mismo).

¿Habrá un poco de reflexión en todo esto? Ni terremotos ni sacudidas interrumpen estos acontecimientos. Y el estudio, la educación y la formación, ¿seguirá siendo lo prioritario, el por qué de la existencia de los centros educativos?

Para esto no duelen prendas en gastos ni en interrumpir los programas escolares.

Campaña médica

Seguiremos. El lunes, día 27, comenzó algo importante: La campaña médica gratuita, en Jenario Herrera, Flor de Punga y Requena, organizada por el P. Severino Esteban, con el personal sanitario del Centro Médico Nuestra Señora de los Ángeles. De ello seguiremos hablando.

Hno Juan Oliver, ofm
Obispo del Vicariato de Requena