Noticias desde Requena

Techado de la cancha del Pedagógico

El Instituto Superior Tecnológico es heredero y continuador, después de varias aperturas y reaperturas, de la Escuela de Varones y Mujeres que fue fundada en Requena en los años 30, siendo el primer centro de formación de maestros para la selva. Miles de maestros, en los más de 80 años de andadura y de dificultades, han sido formados en el espíritu de rectitud y entrega a los niños de una provincia, que esperan con hambre el pan de la cultura, para salir del subdesarrollo. Y, ciertamente, su historia ha sido ejemplar en muchos aspectos.

Pero los tiempos cambian y, con ellos, las personas y las situaciones que hay que afrontar no se quedan a la zaga. Las leyes y disposiciones del Ministerio de Educación cambian continuamente y los profesores necesitan más talleres que los ingenieros; los centros superiores han de pasar por varias pruebas (licenciamiento, acreditación y otras exigencias), hasta lograr tener un futuro, o desaparecer.

Lo que comenzó con la satisfacción de disponer de un local o un espacio capaz de 40 alumnos, con mesas y sillas, ahora no se satisface ni con lo último de la tecnología. Si es para bien de la educación…

El Instituto Superior Pedagógico tiene, además, un “Anexo” (o Escuela de Aplicación, como antes se llamaba) con niveles de Primaria y Secundaria, y lleva el nombre de un insigne franciscano y educador que por más de 20 años vivió en Requena: Fray Florencio Pascual Alegre González. Las necesidades son cada vez mayores. Para cumplir los requisitos harán falta muchas obras nuevas. Lo que hasta ahora no se ha podido conseguir.

Pero sí hemos podido satisfacer una necesidad: techar la cancha de deportes. En esta tierra tan cálida y húmeda es una necesidad y una exigencia por parte del Ministerio (también aquí llega el calentamiento global). Hemos podido lograrlo con algunas ayudas. La obra de construcción ha sido realizada con personal del Cetpro de Manos Unidas, que, como el Instituto Superior Pedagógico y otros centros de Requena, forma parte de los Centros de Convenio del Vicariato.

Hace dos semanas concluyeron las obras y, desde ese día, se ha utilizado con mucha satisfacción por todos los alumnos, mayores y menores; sobre todo cuando hace mucho sol o llueve sin parar.

Gracias a todos los que lo hicieron posible.

Otras fotos de estos días

Día de la mamá

En realidad, no es un día, sino más de una semana. Y varios días de festejos. No hay institución que no dedique un día. La jornada se celebra el segundo domingo de mayo. Pero desde el jueves anterior se viene celebrando en colegios, instituciones públicas y, evidentemente, en las casas familiares.

También en nuestros centros escolares (a alguno pude asistir) se realizaron varios actos para agasajar a las madres de familia; y en todas o casi todas las capillas y centros de catequesis, lo mismo. Actos que suelen ser actuaciones de los niños (cantos, declamaciones, bailes) dedicados a las mamás, y la rifa de canastas de alimentos y regalos para ellas.

Día del catequista

Lo hemos celebrado el mismo domingo segundo de Mayo (o cuarto del tiempo de Pascua). Con un poco de retraso. Pero un día para celebrar y agradecer a cuando ayudan en la tarea catequética en nuestra Parroquia San Antonio de Padua, de Requena.

Domingo tras domingo, un gran número de niños y jóvenes acuden a nuestras capillas para recibir formación religiosa. Y en muchos de estos centros, los catequistas además se encargan de la celebración de la Palabra, del ensayo de los cantos.

Tenemos jornadas de reflexión y convivencias; en muchos centros se da formación específica para ellos. Pero, además de todo esto, se hace necesario reunirse para sentir la comunión y avanzar en este camino de ser iglesia y de misión.

Lo celebramos con una Eucaristía en la Iglesia Catedral y con una cena en el Salón de Emaús. Los coordinadores de los centros fueron los encargados de preparar; las cocineras del CEBE Manos Unidas, quienes prepararon casi todos los alimentos.

Gracias a todos los que participaron y a los que, por la causa que fuera, no pudieron estar presentes, también. A todos los catequistas, gracias por vuestra labor constante. Que el Señor recompense vuestros esfuerzos, que la alegría de llevar a los niños a conocer a Jesús también a vosotros os haga crecer en la relación con Él.

Gracias a los coordinadores, porque todo esto supone tiempo y esfuerzo.

Hno Juan Oliver, ofm
Obispo del Vicariato de Requena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *