Navidad en Contamana

El coro de la parroquia visita a los enfermos de hospital

 El 24 de diciembre en la mañana el coro de la parroquia que ha venido preparando la navidad con bellos y tradicionales villancicos, realizó una visita al hospital para compartir la alegría del nacimiento de Jesús. Visitamos a niños enfermos, uno de ellos baleado en una trampa y otro bastante delicado de neumonía, luego pasamos a la sala donde encontramos una joven madre que había dado a luz en la madrugada, la mujer se emocionó de alegría mirando a su recién nacido con mucha ternura, luego visitamos a dos adultos mayores, ambas se emocionaron e hicieron emocionar a las personas de coro.

Busque otras fotos aquí

Cantábamos con gozo villancicos que hablan de navidad, de niño, de vida, de ternura, de esperanza… momento culminante fue la visita a un hombre al que amputaron la pierna y mano, ahí las lágrimas brotaron con más fuerza al tocar la debilidad. Salimos del hospital paras seguir cantando por las calles y visitar a algunos enfermos y adultos mayores. Los integrantes del coro quedaron marcados por todos estos encuentros con personas necesitadas de consuelo y de esperanza. Sembrar en la gente amor y esperanza es una bonita misión que nos deja la Navidad.

Las pastoreadas

 Durante meses vienen preparando, en distintos barrios, esta tradición única y original de la selva. Los que preparan lo hacen por devoción, así lo dicen y así lo hacen. Invitan a niños, jóvenes y adultos a representar los distintos personajes: la reina, los ángeles, las pastoras, los indios, el anciano y la anciana… Cada personaje tiene su vestimenta, símbolos y colores. La reina invita a adorar al niño Dios, cantando: “Vengan a ver, vengan a ver… al Niño Dios, recién nacido”… todos entran a adorar al Niño cantando villancicos y cánticos propios de las pastoreadas.

Pastoreadas

Este año ha habido cinco barrios que han participado. El 24 de diciembre, a las cinco de la tarde, se reúnen en la plaza de armas, una vez allí, el sacerdote lee el Evangelio de Lucas la narración del nacimiento de Jesús, bendice a las pastoreadas y las invita a salir por la ciudad a anunciando el nacimiento de Jesús, visitando los distintos pesebres, comenzando por el de la Iglesia matriz. Bonita tradición que no debe perderse y que, hemos de apoyar y hacer crecer, hay que agradecer a estas personas que se sacrifican para que no se pierda esta tradición y cada año tengamos el anuncio de que Jesús, nuestro salvador se ha encarnado por amor.

La misa de nochebuena

Terminadas las pastoreadas, hay un tiempo para poder preparar para la Eucaristía de la Noche buena. La misa fue a las diez de la noche. La celebración estuvo muy bien preparada. Todo sonaba a Navidad, Buena Noticia, alegría, comunidad… Los cantos, la Palabra de Dios, la plegaría Eucarística, la consagración, momento culminante en el que hacemos memoria de que Jesús se encarna, se hace presente, viene a nosotros, llama a la puerta de nuestro corazón para que le abramos y cenemos juntos, la cena que recrea y enamora. ¡Cuánto misterio de Dios escondido que se hace visible! ¡Cuánto amor de Dios derramado como gracia para todos nosotros! ¡Cuánta bondad de Dios aparecida en la debilidad de un niño! ¡Cuánta vida para que acojamos y tengamos vida! La celebración terminó con la adoración al Niño Dios, acto de humilde y sencilla fe que se expresa por medio de nuestros labios, besando la imagen del Niño Dios.

Celebración de bautismos, en el día de Navidad

25 de diciembre, día de Navidad, hemos tenido dos celebraciones de bautismo, una a las ocho y media de la mañana, otra a las diez y media, eran unos ochenta niños. Todo muy bien organizado, Los padres, los niños y los padrinos, en su mayoría, llegaron puntuales, se les avisó en el cursillo.

Bautismos

El coro apoyó en los cantos de la celebración, también varios miembros de la comunidad en el recibimiento y acogida de los padres, padrinos y niños para indicarles sus puestos en la Iglesia. La participación fue bastante buena, les entregamos un folleto con los cantos, respuestas, signos y gestos, que nos sirvió en el cursillo para introducirles en el misterio de vida y de fe que supone el bautismo.

En ambas celebraciones terminamos con la presentación de los nuevos bautizados a la Virgen María y el canto de villancicos en torno a la imagen del Niño Dios al pie del altar. Contentos marcharon a continuar la fiesta en sus hogares, es Navidad, eso también significa “nacer de nuevo” a la vida de Dios y del Espíritu Santo.

En la noche celebramos la Eucaristía del día de Navidad, pero lamentablemente no llegábamos a treinta fieles. Se necesita mucho esfuerzo de evangelización aún en nuestra comunidad.

Celebrar la Navidad con los adultos mayores

El día 28 de diciembre celebramos la navidad con los adultos mayores. La organización de esta celebración la realizó el grupo mariano y samaritano de la parroquia. No acudieron muchos adultos mayores, serian un grupo de cincuenta, pero la fiesta la realizamos tal como estaba programada.

Los adultos mayores fueron recibidos por el grupo de samaritanos siendo acompañados hasta las bancas. Comenzó la fiesta con “la pastoreada” realizada por el grupo mariano de la parroquia, nos sorprendieron lo bien que interpretaron cada una su papel y con mucha devoción, los comentarios de las personas mayores que conocían esta tradición en la selva fueron positivos. Terminamos esta parte de la fiesta con la adoración al Niño Jesús. El coro entonaba villancicos.

Navidad con los mayores

La segunda parte la tuvimos en el auditorio del Cebe San Francisco, allí tuvimos la animación excelente de Francisco y Érica que con gran sentido del humor realizaron juegos donde todos los adultos mayores recibieron sus premios. Entre cantos de villancicos, juegos, adivinanzas y otros cantos de participación de los adultos mayores pasamos una tarde con sabor a navidad, sin olvidar que el motivo central de nuestra fiesta es el Niño Dios. Finalmente se repartió un rico chocolate con su bizcocho a todos los presentes.

Fr. José Luis Coll, ofm
Minionero en Contamana (Amazonía Peruana)