Fiesta navideña con las familias y ancianos humildes

El 22 de diciembre, a las 9 de la mañana, hemos celebrado el grupo de voluntarios samaritanos la fiesta de navidad con las familias y ancianos más humildes de nuestra comunidad. Todos los participantes fueron llegando con bastante puntualidad, sobre todo las más mayores; las familias llegaron con sus hijos, así que nos constituimos en una gran familia.

La familias y los ancianos fueron recibidos a las puertas del CEBE San Francisco y acompañados al auditorio. La fiesta fue amenizada por la voluntaria samaritana Érica que con gracia nos introdujo en la fiesta haciendo participar activamente a niños, adultos y ancianos.

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de Darwin como coordinador del grupo de samaritanos.

Hay más fotos de este día

Acto seguido, la animadora invitó a los niños a ponerse en el centro, los hizo bailar y cantar, repartiendo regalos-juguetes para los niños, momento muy bonito de participación de los niños, sin ellos la navidad sería muy triste.

Llegó el momento de hacer hueco y sitio a un niño muy especial, todos cantamos el villancico de “Niño Manuelito” para acoger al Niño Jesús.

El hermano José Luis dirigió unas palabras a todos los presentes, “la razón y el sentido de nuestra acción caritativa y misericordiosa, la causa de lo que hacemos está en este Niño pequeño y humilde, de nombre Jesús, el Hijo de Dios, nuestro Salvador; este Niño se ha identificado con todos los pobres, con ustedes, por eso nos trae el amor y la esperanza de Dios”.

Siguió la fiesta cantado villancicos, finalmente entregamos tres viviendas a tres familias, una de ellas, un par de ancianos, que dieron las gracias por este inmenso regalo de contar con una “casa segura y digna”; el señor Oscar, de ochenta años, nos sorprendió y deleito con la guitarra.

Luego, fuimos repartiendo canastas y su panetón para todos. Contentos regresaron a sus casas dando gracias a Dios por el regalo de estar juntos, sentirnos familia y comunidad.

Fr. José Luis Coll, ofm
Misionero en Contamana