Encuentro de padres de catecúmenos en Requena

El sábado día 10 de noviembre tuvimos un encuentro con los padres de catecúmenos de Comunión y Confirmación. Bien preparado en todos los detalles, como siempre hace el grupo de catequistas. Y bien centrado en un tema interesante, sugerente y comprometedor: Implicación de los padres en la catequesis de los hijos; Los padres, los primeros educadores en la fe.

Como en otras ocasiones, esperamos la llegada de los padres. Muchos fueron los convocados, no tantos los que participaron. Pero, todavía un buen grupo: treinta, más los catequistas, pasamos de cuarenta. Con mucho ánimo para aprovechar el tiempo.

Comenzamos con la oración y con una dinámica; las palabras de bienvenida y la explicación del programa de la jornada. Cada grupo de participantes manifestó el centro catequético al que acude su hijo. Después pasamos al comedor para el desayuno.

Puede ver otras fotos más

A continuación, se presentó el tema del encuentro, comentando las frases que habían sido resaltadas y pegadas en el salón. A cada uno de los participantes se les entregó una hoja con el tema y los puntos de reflexión. Y cada uno de los participantes gozó de un tiempo de silencio y de reflexión personal. El ambiente del Asilo nos ayuda a encontrarnos con nosotros mismos, alejados de muchos ruidos exteriores, y admirando la bella naturaleza que nos rodea.

Después del tiempo personal, se formaron grupos pequeños con el fin de dialogar y compartir sus experiencias personales en la educación de sus hijos y en su propia experiencia cristiana. Esta oportunidad de conocerse y de intercambiar sus experiencias fue muy valorada.

El tiempo de exponer las opiniones de los grupos sirvió para aclarar algunas dudas referentes a la responsabilidad de educar en la fe y de las cualidades que esta debe tener (preparación, formación, testimonio). Dejamos un tiempo para que los padres pudieran plantear libremente preguntas sobre la catequesis y la vida de la comunidad.

El almuerzo fue preparado por trabajadores de CEBE Manos Unidas, y con la ayuda de algunos catequistas. Gracias. Todo estuvo sabroso.

El último acto que compartimos, después de la evaluación del encuentro, fue la Eucaristía. Encentro con el Señor, a quien queremos seguir, al que debemos llevar a nuestros hijos y catecúmenos. Él nos ayuda a seguir con ánimo nuestra tarea. Siempre está con nosotros.

Gracias a todos. Especialmente a quienes hicieron posible el desarrollo de esta convivencia.

Hno Juan Oliver, ofm
Obispo del Vicariato de Requena (Perú)