Encuentro de Animadores – Convivencia de Catequistas

Requena 16-18 de agosto 2018.

Hemos tenido el segundo encuentro de este año. Organizado por las parroquias de San José Obrero (Jenaro Herrera) y San Antonio de Padua (Requena). En la preparación del encuentro, la hermana Pilar y el padre Antonio se encargaron de que todo estuviera listo. Han participado 17 animadores de comunidades.

En la llegada de la motonave “Vennor”, comenzaron a reunirse los animadores en la Casa que los acoge. La mañana se dedicó a compartir lo que van viviendo en las diferentes comunidades y a programar el encuentro (horario, tareas). Ya por la tarde, después de un descanso, comenzamos las tareas: estudio de la Biblia y temas preparatorios del Sínodo sobre la Amazonía, que tendrá lugar en octubre de 2019.

Según los mismos manifestaron, los temas han sido muy adecuada y ofrecieron la posibilidad de dialogar, exponer preguntas, dudas. En texto de la publicación para el estudio de la Biblia fue preparado, precisamente, como ayuda para los animadores, y es muy práctico. También el texto del Sínodo es de bella presentación, textos y preguntas que guían una reflexión serena sobre la realidad de las comunidades.

Puede ver otras fotos de estos días

Una vez más, destacaron en el análisis de grupos estos puntos:

  • Preocupación por la explotación de la flora (tala de árboles, empresas y organizaciones que llegan buscando el beneficio propio, el engaño a los pobladores). Hay comunidades que se quedan sin tierras (como Buen Jesús de Paz, Callao), muchos obstáculos para la legalización de las tierras.
  • Contaminación del medio ambiente, pesca ilegal y destrucción de muchas especies y ejemplares
  • Se nota mucho desorden e irresponsabilidad en las comunidades (en los padres, autoridades), falta de unión entre los moradores, violencia familiar.
  • Pérdida de valores y prácticas comunales (como las mingas), poca participación
  • Olvido de la cultura antigua. Prácticamente no hay vestigios de la lengua autóctona, ni manifestaciones de otro tipo (cerámica, utensilios).
  • Y otras cosas que fueron comentando. Este trabajo continuará en los próximos encuentros.

Comienza convivencia de catequistas

El sábado, día 18, realizamos una convivencia de catequistas de la Parroquia de Requena. Son diez centros donde se realiza la formación catequética de niños y jóvenes.

En esta ocasión hemos podido compartir la jornada con los animadores. ¡Un gozo sentir que somos la misma Iglesia, que todos somos hermanos y que hemos de caminar juntos!

La jornada comenzó con una oración preparada por el hermano Pablo, quien nos mostró una pancarta con palabras que indican el camino que todos realizamos, desde la infancia hasta la ancianidad, como también la expresión de que nuestras comunidad son ámbitos de encuentro; la cuerda con los nudos quiso expresar las dificultades que vamos encontrando en la vida. Las lecturas, los cantos y el silencio nos ayudaron al encuentro con el Señor, expresando nuestros deseos y acción de gracias.

A continuación, la hermana Mirjana nos enseñó unas dinámicas, que fueron muy agradecidas y aplaudidas. Y, después de las palabras de bienvenida, a cargo del hermano Juan, nos dirigimos al comedor para desayunar (pan con mantequilla y huevo, y quaker de avena). Bien preparado y servido.

La primera parte del tema fue expuesto con la ayuda de unas fotografías, para ir recordando las partes de la Misa y el significado de cada una de ellas y de los elementos que se utilizan en la celebración. Las preguntas de los participantes nos ayudaron a concretar las inquietudes y las necesidades del aprender. Después de un descanso, formamos doce grupos de cuatro personas, “entretejiendo” para ellos a los animadores y a los integrantes de cada centro de catequesis, con el fin de fomentar la comunicación de experiencias y aportes.

Los grupos trabajaron con mucha entrega los textos que fueron entregados (algunas catequesis del papa Francisco sobre la Eucaristía). Sus aportaciones fueron comunicadas en un plenario que resultó largo, pero muy enriquecedor por todos los comentarios, las nuevas preguntas que se formulaban y las aportaciones de quienes cuidaban de esta parte de la convivencia.

Eran casi las 13 horas cuando terminamos. Hora del almuerzo: un variado plato (arroz, lentejas, plátano –patacón- y pescado –boquichico- frito) y refresco de limonada. En la preparación de la comida dedicamos mucho tiempo y colaboraron muchas personas: desde la compra de los alimentos, especialmente saliendo casi al paso de los pescadores, hasta la limpieza de los boquichicos (que hicieron unos profesores del CEBE). Y la cocina, también con la colaboración de muchos. Gracias a todos por vuestra entrega.

Después del almuerzo, los animadores regresaron a la Casa de la loma. Los catequistas se quedaron en el Asilo. Evaluación y celebración de la Eucaristía. También los animadores tuvieron un tiempo largo para evaluar y programar el nuevo encuentro (29 y 30 de noviembre, y 1 de diciembre), hacer sugerencias para mejorar el local y otros detalles interesantes.

Terminamos todo con mucha alegría y agradeciendo este encuentro con la participación de todos.

El domingo a mediodía, los animadores regresaron a sus comunidades.

Hno Juan Oliver, ofm
Obispo del Vicariano de Requena