Fiesta de san Francisco de Asís en Requena

San Francisco de Asís es el patrono de la ciudad de Requena. Fueron los religiosos franciscanos los que trabajaron por construir una comunidad humana, un pueblo, en las orillas de los ríos Tapiche y Ucayali. En los primeros años del siglo XX, llegaron a esta tierra dos religiosos. Su actividad logró la unidad de varios fundos que existían en el antiguo pueblo San Martín del Tapiche. La creación de Requena fue el 23 de agosto de 1907.

Los religiosos franciscanos, a quienes muy pronto se unieron otras congregaciones religiosas franciscanas femeninas, forman parte del pueblo de Requena, como también de los del Vicariato Apostólico en su totalidad.

Por la labor que ellos han realizado y siguen llevando adelante, la Municipalidad Provincial de Requena acordó hace años declarar a San Francisco de Asís patrono de esta Ciudad. Por ello la Fiesta de San Francisco es celebrada cada año como un día festivo para toda la Provincia y, por tanto, las Instituciones Educativas interrumpen, por un día, las tareas educativas y celebran la fiesta participando en varias actividades.

Desfile de San Francisco. Más fotos de estas fiestas.

La Parroquia San Antonio de Padua y la Municipalidad organizan las actividades, colaborando en su desarrollo. Lo que se ha realizado:

La preparación en todos los grupos de catequesis y en muchas Instituciones educativas, estudiando la vida y el carisma de san Francisco, la presencia y obra de los franciscanos en nuestra ciudad. Además ensayando los cantos para las actividades.

Festival de cantos franciscanos. Tuvo lugar en la Capilla Virgen de la Fe, en el barrio de Atenas, dentro del Colegio de Santa catalina Mártir. La Capilla resultó pequeña para todos los participantes. Los grupos fueron interpretando los cantos. También la representación del Tránsito de san Francisco. Participaron los 10 grupos de catequesis y varias instituciones educativas: Colegio Padre Agustín López Pardo, Anexo e Instituto Superior Tecnológico. Todos los grupos hicieron gala de buena interpretación. Y los presentes animamos y agradecimos el esfuerzo de todos los niños.

Después de los cantos, vino la procesión, saliendo fuera de lo que suele hacerse. Recorrimos calles de los barrios de Atenas, Nuevo Requena, Primavera, San José, Tarapacá, pasando por calles desconocidas para tantos, en malas condiciones, constatando la carencia de tantas condiciones necesarias para una vida digna, desde el trazado de las calles y piso firme, hasta la higiene, la limpieza…Para muchos, aunque con dificultades y penalidades, es una ayuda para conocer los barrios y las condiciones de vida de tantos hermanos nuestros. Que la bendición de san Francisco llegue a cada uno de los hogares por donde pasamos.

La procesión terminó en la Cruz del Peladillo. Allí miembros de la Municipalidad prepararon un escenario para ubicar el anda de san Francisco. Los niños, muchos niños, llegaron hasta aquí. Muchas otras personas se dieron cita en la Cruz para gustar lo que había preparado la Municipalidad y danzar, al son de las músicas tradicionales apropiadas, ante la imagen del santo.

El día 4, a las 7 de la mañana, comenzamos la celebración de la Eucaristía. El recinto de la Iglesia estaba completamente lleno de niños, jóvenes y adultos; pertenecientes a instituciones civiles y educativas; miembros de los grupos parroquiales, etc. La Eucaristía, con cantos, ofrendas y símbolos franciscanos, nos ayudó a acercarnos a la persona y vida de san Francisco, a descubrir su actualidad. Insistimos en que su época fue de cambios profundos, como la que nosotros vivimos, y que él, guiado por Dios (el Señor me condujo, me reveló, me dio…), dio respuesta a los grandes retos. Por eso le saludamos como hermano universal, primavera eclesial y social, cercanía a los pobres, enfermos, abandonados. Francisco, como Evangelio vivo, es llamada a seguir a Jesús hoy. ¡Ven, Francisco, ven!

Después de la Eucaristía, el esperado desfile. En la tribuna de honor, las principales autoridades, que fueron los encargados de izar las banderas. El discurso corrió a cargo del hermano Juan, quien glosó la vida y espiritualidad franciscana, como también la labor que desarrollaron y siguen desarrollando los franciscanos en esta tierra. El desfile fue encabezado por todos los religiosos y religiosas de Requena, quienes portaban una pancarta con el nombre de la Parroquia y de todos los grupos catequéticos. De verdad que fue un desfile muy bien preparado, participado por muchos grupos; muchos de ellos vistieron a los niños y jóvenes con imágenes de animales y todos los seres que aparecen en la simbología del Cántico de las Criaturas. El último grupo que desfiló fue el formado por los que cada sábado limpian la Iglesia catedral; su pancarta y el polo que vestían tenían este lema: “Cuidemos nuestra casa común”.

Por la tarde, en el patio del Colegio Padre Agustín López Pardo, trece grupos de alumnos de secundaria hicieron las delicias de todos los asistentes con la interpretación de danzas regionales. Fue el V Festival Franciscano de Danzas regionales. Todo un éxito. Gracias a todos los niños y jóvenes por el esfuerzo y por la ilusión. Con esta interpretación, terminamos este año la Fiesta a nuestro Hermano Francisco.

En alabanza de Cristo. Amén.

Fr. Juan Oliver Climent, ofm
Obispo del Vicariato