Proyecto de viviendas en el barrio de San Juan Pablo II en Contamana

Hemos iniciado con mucho entusiasmo el proyecto de viviendas en el barrio de Juan Pablo II en Contamana. Lo anunciado hace unas semanas, se está haciendo una realidad.  Los beneficiarios van desmontado su vivienda y viendo dónde puede vivir por un tiempo hasta que tengan construida su nueva vivienda.

Los días 10 y 11 de junio los beneficiaros, han participado en la recepción de la listonería, tablas y shungos para la construcción de sus viviendas. Todos han colaborado, hombres y mujeres, jóvenes y adultos. Las autoridades del barrio han ido convocando y estimulando a este trabajo comunal.

Ha sido bonito ver a todo un barrio unido para un bien común, eso forma parte de este proyecto de viviendas en el que se pide la colaboración de todos en el proceso de construcción de las viviendas.

La construcción de las viviendas, como hemos dicho en otras ocasiones, es una “oportunidad” para afrontar un cambio de mentalidad que ayude a una mejor calidad de vida. Para ello, los beneficiarios han de participar en los “talleres formativos”. Estos talleres se realizaran durante cuatro domingos consecutivos.

  • El primer taller, tiene como temas: la calidad de vida y lo que nos ayuda a tener una mejor calidad de vida; el cuidado de la vivienda, del barrio y el entorno natural; los ambientes y usos de la vivienda.
  • El segundo taller, tiene como tema: “las condiciones básicas de higiene en el hogar, lavado de manos y manejo de enfermedades, prevención y tratamiento”.
  • El tercer taller, está dedicado a las relaciones familiares: el respeto mutuo, el diálogo y la colaboración.
  • El cuarto taller, tiene como temas: “las relaciones vecinales” y “la solución de problemas básicos en el barrio”.

Hay unas fotos más que puede ver aquí

Cada taller, como hemos descrito, tiene sus contenidos básicos y significativos que son interiorizados por medio de dinámicas que ayuden a la participación activa y constructiva.

Los talleres están dinamizados por miembros del grupo de voluntarios samaritanos.

Damos gracias a Dios y a todos los que colaboráis con vuestra aportación solidaria para que el sueño de una vivienda segura, saludable y digna pueda hacerse realidad. Sin estas ayudas sería imposible realizar este sueño.

Fr. José Luis Coll