Apertura de Talleres Luz de Esperanza 2016

En la tarde del día 28 de marzo del 2016 en el auditorio del CEBE San Francisco dimos apertura a los “talleres luz de esperanza” que organiza el grupo de voluntarios samaritanos de la parroquia de Contamana.

Se congregaron unas treinta y cinco mujeres que se han inscrito en los distintos talleres. El hermano José Luis dio la bienvenida a todas y las felicitó por responder al llamado que la parroquia hace, explicando que estos talleres son “una respuesta del grupo de samaritanos para dignificar la vida y el trabajo de las mujeres”, proporcionándoles no solo un espacio de aprendizaje, sino de formación en temas que les interesen. Seguidamente se presentó la coordinadora de los talleres, la profesora Manuela, indicando las metas que se proponen para estos talleres: suscitar mujeres luchadoras y emprendedoras, dando la palabra a Elisa que juntamente con Manuela son las capacitadoras del taller de “cocina y repostería”; luego se presentó, Zoila como capacitadora del taller de “corte y confección” , invitando a poner ganas en el trabajo y perseverancia; finalmente, se presentó, Celina, la capacitadora del taller de “manualidades” que se inicia este curso por primera vez.

Más fotos aquí

Después de las presentaciones, se les indicó que para realizar estos talleres necesitamos recursos económicos para adquirir las herramientas necesarias para el buen funcionamiento de los talleres, gracias a la ONG HESED PERÚ, contamos con su apoyo para adquirir cuánto necesitamos. Estamos muy agradecidos a su apoyo, somos conscientes de que sus recursos nos llegan por la generosidad de gente buena que comparte con los que menos oportunidades tienen, la asamblea irrumpió con un fuerte aplauso. ¡Gracias, HESED PERÚ!

Las hermanas de la Doctrina cristiana, Isabel y Yolanda, participaron en este acto, pronunciando palabras de aliento y de ánimo a todas las mujeres y a las capacitadoras.

Pasamos a un segundo momento de mayor participación de las mujeres. Se les repartió unas hojas de plantas de la selva; las hojas eran de color verde, el color de la esperanza; se les hizo la siguiente pregunta: ¿Qué esperan de estos talleres? En grupos pusieron en común la pregunta para luego expresarla en asamblea. Estas fueron sus respuestas:

  • Desarrollar las capacidades que tenemos para aprender y salir adelante en la vida.
  • Superarnos y ser mujeres emprendedoras.
  • No depender tanto de otras personas, valernos por nosotras mismas.
  • Aprender y progresar en el manejo de un oficio para producir.

 Cada grupo expuso su meta con gestos y gritos que expresaban su afán de luchar y salir adelante.

Una vez, se pronunciaron sobre lo que esperan de estos talleres, pasamos a una pregunta importante y necesaria: ¿qué vamos a necesitar para conseguir lo que deseamos? Se fueron expresando con libertad, quedando estas mediaciones:

  • Responsabilidad
  • Perseverancia
  • Puntualidad
  • Muchas “ganas”

Mujeres y capacitadoras se comprometieron a que todo lo que hemos visto en asamblea no quede en palabras, en cada sesión del taller se irá recordando.

Terminamos el acto de apertura de los talleres formando un círculo que exprese la unidad de todos, dando lectura a una palabras de San Pablo a los Efesios: Renuévense en su espíritu y en su mente; y revístanse del hombre nuevo, creado a imagen de Dios con justicia y santidad auténticas” (4, 23-24). Cerramos este momento de oración, cantando: Qué bien, todos unidos, mano con mano en el luchar. Qué bien, todos hermanos en el sufrir y en el gozar.

 Fr. José Luis Coll