Asamblea 2016 del Vicariato. Tercer día

Día 3 de Marzo comenzó con  la oración de la mañana  que fue preparada por los hermanos y hermanas de Tierra Blanca. Los salmos y, especialmente, el evangelio del día centraron nuestro corazón en el Señor, sabiendo que su Reino ha llegado a nosotros.

Terminada la oración, nos disponemos a la lectura y comentario de los dos temas de este año. La Educación y los Animadores de Comunidades Cristianas.

El hermano José Luis da lectura al primer tema, que es el más largo, el que más aportaciones ha tenido y que ha sido bastante costoso resumir.

El texto contiene, en la primera parte, los textos que iluminan y orientan en la reflexión que se hizo. Después se analiza cómo es nuestra realidad en la educación, describiendo las debilidades y las fortalezas, en los siguientes apartados: en lo material, en los alumnos, en la escuela, en los profesores, en los padres y en el Vicariato. Después se señalan los objetivos y las acciones que se proponen para conseguir lo que queremos.

Terminada esta exposición, se abre un tiempo de preguntas, comentarios, sugerencias, rectificaciones… Destacamos lo siguiente:

  • Al comienzo se ofrece un panorama muy negativo, olvidando los aspectos positivos.
  • Habría que destacar al comienzo lo positivo de nuestro medio.
  • Hay que destacar que tal vez nunca como hasta ahora se han dado tantas capacitaciones para los profesores y tantos medios económicos para el mantenimiento de los Centros educativos.
  • El texto resume todas las aportaciones que fueron enviadas, de todas las Parroquias. Ello explica algunas repeticiones y, también, las “contradicciones” que se observan.
  • También habría que rectificar alguna nomenclatura o siglas.
  • Los objetivos no reciben ninguna corrección.
  • En cuanto a los medios, algunos son suprimidos, y se habla de elaborar un ideario (no proyecto) educativo del Vicariato.

Terminado el estudio de este tema, seguimos con el de los Animadores, que es más breve. Después de la lectura del texto, se hacen algunas precisiones, no se modifican los objetivos, pero sí reformulan algunos de los medios.

Fue una mañana bastante intensa y con mucha participación. El trabajo realizado previamente, ha facilitado la labor en la Asamblea. El hermano Juan dijo a la Asamblea que por la tarde haremos una evaluación del encuentro y que si alguno quisiera presentar algún tema, plantear alguna pregunta…, podrá hacerlo entonces.

Llegó el momento del descanso y del almuerzo. Buen provecho y buen descanso a todos.

Por la tarde, en las últimas horas de la Asamblea, nos quedaba la evaluación y hablar de algunos temas. El hermano Juan comienza hablando de algunos temas que han sido dialogados esta mañana: sobre todo, el de los animadores de las comunidades y la situación cambiante de los pueblos, que se ven afectados por la crecida de los ríos, pero también por la búsqueda de trabajo y de mejores condiciones de vida, además de las propuestas que ofrecen los medios de comunicación y la llamada cultura de la globalización. Los jóvenes son los primeros en sufrir estos cambios. Lo que pueda suceder, no lo sabemos, pero las personas necesitan mejores condiciones de vida, de salud, de trabajo.

A continuación habla sobre los laicos. Su presencia en esta Asamblea ha sido bien valorada. En nuestro Vicariato, y no sólo por la escasez de religiosos y sacerdotes, es necesario insistir en la formación de laicos comprometidos, maduros en la fe, con una opción clara por la misión; no cristianos de segunda, ni medios clérigos. Esta ha de ser una apuesta importante para todas nuestras misiones. El camino que se comenzó hace décadas con los animadores, debe continuar y adaptarse a las nuevas condiciones del presente.

Plantea, además, la cuestión económica del Vicariato: sus fuentes de recursos, la distribución de estos; ya antes se comentó la dificultad de solicitar ayudas a entidades extranjeras, debido a que el Perú ya no es considerado un país de atención preferente, sino que se considera ya como un país desarrollado y con medios. Naturalmente, esto afecta a la economía de nuestro Vicariato, que carece (como los demás Vicariatos) de medios económicos propios y que depende casi exclusivamente de la ayuda que se recibe de la OMP, aunque estas ayudan también han decrecido. Tendremos que buscar ayudas para proyectos pastorales y para ayudas sociales de nuestras misiones, como también para muchas necesidades del Vicariato (sostenimiento de los sacerdotes, de los seminaristas…).

Por último, el hermano Juan plantea el tema de las vocaciones religiosas y sacerdotales. El tema suscita mucho interés y participación. (La fuerte tormenta que acababa de desatarse, no impidió seguir con estos temas). A todos nos queda claro que hemos de insistir en la pastoral vocacional, trabajando en la catequesis y en los ámbitos donde nos encontremos, acompañando los procesos de los que buscan seguir a Jesús en la vida religiosa o sacerdotal, ayudando en la maduración humana y cristiana de los jóvenes. Además de algunos jóvenes que se encuentran en alguna etapa formativa (con religiosos o religiosas), el vicariato cuenta en la actualidad con 4 seminaristas, que reciben su formación en el seminario de Iquitos.

Terminada esta parte, iniciamos la evaluación de esta Asamblea. Resumimos por puntos las aportaciones:

  • Satisfacción por el trabajo realizado; ayuda a crear más unión, a sentir más miembros de la Iglesia local, el Vicariato. Nos sentimos más hermanos, trabajando en un proyecto común-
  • Es muy positivo compartir y conocer las realidades de cada Parroquia. Algunos piensan que se hace necesario delimitar los tiempos en las intervenciones e incluso tener pautas comunes para las presentaciones.
  • Estos encuentros son un buen inicio de curso para el Vicariato.
  • Se agradece mucho conocer todos los trabajos que se realizan en las Parroquias. No siempre es conocido ni valorado.
  • Ha sido favorable la integración de los laicos. Y hay que motivar la participación de más laicos en la Asamblea.
  • Ha sido positivo. Pero sentimos mucho la ausencia de algunos hermanos y hermanas en estos encuentros.
  • Elaborar el proyecto nos da fuerza. Haría falta un esquema y que en los informes no se insistiera tanto en las actividades, cuanto en la espiritualidad, el Espíritu que nos anima y mueve.
  • Alguno pide enviar los textos antes de la Asamblea para poder estudiarlos con los grupos.
  • Se señalan otros datos positivos del encuentro. Se agradece el buen espíritu que ha reinado, que no tuviéramos prisa, que haya sido un encuentro con tiempo para escucharnos. También se valora que no haya habido grupos y que hayamos tenido momentos compartidos por todos, además de las sesiones de trabajo.
  • Se valora la celebración de los 60 años y la preparación de las celebraciones.

Para terminar, el hermano Juan propone que los días para la Asamblea Vicarial del año 2017 sean: 28 de febrero, 1 y 2 de marzo. Se aprueba por unanimidad y con conciencia de lo que suponen estas fechas.

Se nos recuerda que la hermana Inés Anchiraico Espinar, Franciscana de la Natividad, hará sus votos perpetuos, en Tierra Blanca el día 16 de abril de este año. Estamos todos invitados, al menos nos uniremos en la oración y acción de gracias por su entrega total al Señor. La hermana Amanda Delerna Flores celebrará las Bodas de Oro, en el mes de agosto. Y el hermano Eugenio Ortiz Perizzoti, las Bodas de Plata de Profesión Solemne.

Muchas más cosas se quedan sin contar. No cabe duda. Es todo eso que permanece en la mente y en el corazón de todos los que han participado. Deseamos que estos encuentros nos ayuden a crecer en comunión y en sentido de pertenencia a nuestra Iglesia local, el Vicariato, y a trabajar más en coordinación. Sentimos, sin embargo, la escasa participación de algunas comunidades.

El viernes, día 4, a primera hora, comenzaron los viajes de regreso. Primero aquellos que regresaban hasta Juancito, Tierra Blanca, Orellana y Contamana. Después, los de Flor de Punga. Y a mediodía, los de Jenaro Herrera.

Que el Señor os bendiga a todos, hermanos y hermanas. Que Él sea vuestra fortaleza y felicidad.

Oremos cada día unos por otros, y mantengamos la unidad, creando fraternidad en nuestros ambientes.

Requena, 5 de marzo de 2016

Fr. Juan Oliver Climent, O.F.M.
Obispo Vicario Apostólico de Requena

Un pensamiento en “Asamblea 2016 del Vicariato. Tercer día

  1. Justo a las 11 y 20 de la noche acabo de leer la crónica. Por las fotos veo algunas caras nuevas de los participantes. A SEGUIR ADELANTE. lorenzo

Los comentarios están cerrados.